El “I’m sorry” del viceprimer ministro británico es un “hit” en internet (Video)

En vista del auge que ha tenido en internet, la versión musical y satírica del vídeo del viceprimer ministro británico, Nick Clegg, en el que pedía perdón por romper una promesa electoral se lanzará en el servicio iTunes de Apple

El “I’m sorry” del viceprimer ministro británico es un “hit” en internet (Video)
La versión humorística de las disculpas de Clegg, en la que el político parece cantar una pegadiza canción con el repetitivo estribillo “I am sorry” es obra de la web satírica The Poke y ya ha recibido miles de visitas.
Foto: Screenshot
Regreso a Clases

Londres – La versión musical y satírica del vídeo del viceprimer ministro británico, Nick Clegg, en el que pedía perdón por romper una promesa electoral, se ha convertido en un éxito en internet, tanto que se lanzará en el servicio iTunes de Apple para su venta.

El propio Clegg, líder liberaldemócrata, ha dado permiso para que se comercialice este vídeo y ha pedido que los ingresos se destinen a la organización benéfica Children’s Hospital Charity, ubicada en Sheffield (norte de Inglaterra), circunscripción por la que es miembro del Parlamento.

La versión humorística de las disculpas de Clegg, en la que el político parece cantar una pegadiza canción con el repetitivo estribillo “I am sorry” (lo Siento) es obra de la web satírica The Poke y ya ha recibido miles de visitas, informa hoy la BBC.

En el vídeo original, que se emitirá el lunes -al inicio del congreso anual de los liberaldemócratas-, pero cuyo contenido se adelantó hoy, Clegg lamenta haber roto su promesa electoral de 2010 de que no apoyaría un incremento de las matrículas universitarias en el Reino Unido.

El Partido Liberal Demócrata, socio minoritario en el Gobierno de coalición con los conservadores, incluyó en su programa electoral de mayo de 2010 la promesa de que no votaría en el Parlamento a favor de encarecer el acceso a la educación superior, algo que posteriormente hizo al respaldar una medida de los “tories”.

Ese apoyo, que hizo que las matrículas universitarias se triplicaran, fue visto como una traición por parte de los votantes y militantes liberales, y provocó una caída de popularidad del partido y su líder de la que aún no se han recuperado.