Nuevas tecnologías afectarán positivamente el cine

Para la productora estadounidense, Christine Vachon, las nuevas tecnologías lejos de afectar la industria afectarán positivamente el futuro del cine
Nuevas tecnologías afectarán positivamente el cine
Mia Hansen-Love, Christine Vachon, Ricardo Darín, Agustí Villaronga, Michel Gaztambide, Julie Taymor y Peter Suschitzky, miembros del jurado de la 60 Edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, a su llegada a la gala inaugural que se celebra esta noche en la capital donostiarra.
Foto: EFE / Javier Etxezarreta.

San Sebastián – Las nuevas tecnologías tendrán un efecto positivo en el futuro del cine, afirmó la presidenta de la Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, la productora estadounidense, Christine Vachon.

En una entrevista en la publicación oficial del festival cinematográfico, “Zinemaldia”, Vachon afirmó que no hay duda de que las nuevas tecnologías van a tener, y de hecho ya lo tienen, un papel decisivo en el devenir de la industria del cine.

“Yo soy de naturaleza optimista y me gusta ver el vaso siempre medio lleno, así que diría que el efecto será positivo, se crearán nuevos contenidos para nuevos soportes y se adaptarán los ya existentes creando una conexión más directa de los cineastas con las audiencias”, dijo.

Ganadora de los premios “Independent Spirit” y “Gotham”, en 1995 Vachon fundó, junto con Pamela Koffler, la factoría “indie” Killer Films.

Afincada a las afueras de Nueva York, Vachon ha producido más de 60 películas independientes muy bien acogidas, entre ellas “I’m Not There” (2007) de Todd Haynes, premiada en el Festival de Venecia, y el controvertido primer largometraje de Haynes, “Poison”, galardonado con el Gran Premio del Jurado en el Festival de Sundance de 1991.

Sobre su labor como jurado, aseguró que “ser jurado es algo que me resulta inspirador, incluso diría que lo concibo como algo muy necesario para mi propio trabajo”.

“El hecho de estar durante diez días acompañada por gentes del cine de otras partes del mundo e intercambiar opiniones y puntos de vista es bastante enriquecedor”, agregó.

Sobre si el hecho de ser presidenta del jurado tiene alguna responsabilidad suplementaria, la productora expuso, entre bromas, que “supongo que llegado el momento tendré que mantener un poco el orden en las deliberaciones y procurar no quedarme dormida en ninguna de las proyecciones, porque causaría muy mala imagen”.

Para Vachon, el rasgo distintivo del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, es la pasión.

“Es muy placentero ver una ciudad entera volcada con el cine y comprobar el entusiasmo de la gente con las películas y con el propio Festival, se nota que lo sienten como algo muy suyo”, añadió.