EEUU y China piden a OMC ser árbitro en“guerra comercial”

EEUU y China abrieron hoy un nuevo capítulo en la “guerra comercial” que los enfrenta y ambos países solicitaran que la Organización Mundial del Comercio (OMC) sirva de árbitro en el pleito

Ginebra – EEUU y China abrieron hoy un nuevo frente en la “guerra comercial” que dirimen en la Organización Mundial del Comercio (OMC) al solicitar a este organismo que haga de árbitro en sus acusaciones mutuas de que utilizan políticas proteccionistas para beneficiar a sus industrias nacionales en detrimento del libre comercio.

Tanto Washington como Pekín aprovecharon la reunión mensual del Órgano de Solución de Disputas (OSD) de la OMC para pedir el establecimiento de sendos paneles de expertos que determinen si son ciertos o falsos los reproches mutuos de que utilizan subvenciones, aranceles anti-dumping y medidas compensatorias para proteger a sus productores.

Ambas capitales anunciaron el pasado día 17 que plantearían nuevas disputas ante la OMC, en un momento en el que ambos Gobiernos necesitan mostrar firmeza política frente a su gran rival económico, a pocas fechas del Congreso del Partido Comunista Chino y de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Ese día, China abrió el fuego al acusar a Washington de obstaculizar ilegalmente, a través de medidas compensatorias y aranceles anti-dumping, la importación de un amplio abanico de productos procedentes del país asiático.

En la reunión del OSD de hoy, Pekín dijo que reconoce que todos los miembros de la OMC tienen el derecho a establecer medidas, pero éstas “deben estar de acuerdo con las normas del organismo y no ser abusivas”.

Por su parte, Washington argumentó que dichas medidas son necesarias para contrarrestar los “perjudiciales subsidios concedidos por China”.

Entre la larga lista de productos citados por China se incluyen el acero, el papel, los neumáticos para vehículos, los productos químicos, los electrodomésticos o los generadores eólicos.

En total, se trata de 62 bienes y mercancías, 31 de las cuales China considera afectadas por los aranceles anti-dumping que impone EEUU y las otras 31 por los aranceles compensatorios.

China protesta contra una nueva legislación en Estados Unidos que reestablece la autoridad del Departamento de Comercio para imponer aranceles anti-dumping y medidas compensatorias a las “economías no de mercado”, algo que China no es aún desde el punto de vista legal.

Al ingresar a la OMC en 2001, China acordó no ser reconocida como economía de mercado en 15 años, por lo que no será hasta 2016 cuando todos los miembros de la organización deberán reconocerla como tal.

El mismo día 17, y con pocas horas de diferencia, Washington pidió consultas con China en el marco de la OMC para buscar una solución a lo que considera distorsión del mercado del automóvil por las subvenciones de Pekín a su industria nacional.

El panel solicitado por Estados Unidos fue rechazado hoy por ser la primera vez que se pide y haberse opuesto China al establecimiento del mismo.

La administración estadounidense denunció “la concesión de subvenciones, tales como donaciones, préstamos, ingresos públicos no percibidos, provisión de bienes y servicios y otros incentivos supeditados a los resultados de exportación de empresas que se dedican en China a la exportación de automóviles y piezas de recambio de automóviles”.

También llamó la atención sobre los aranceles anti-dumping y las medidas compensatorias que China aplica a determinados vehículos de fabricación estadounidense para que pierdan competitividad en el mercado chino.

Esta queja fue capitalizada por el presidente estadounidense, Barack Obama, en un reciente acto político de campaña en el estado de Ohio, uno de los territorios clave para garantizar su reelección, en un intento de rebatir las acusaciones republicanas de que es demasiado conciliador con China en materia comercial.

Las medidas antidumping están relacionadas con las tarifas que gravan las importaciones de un producto cuyo precio de exportación es inferior a su “valor normal” (generalmente el precio del producto en el mercado interno del país exportador) y son una de las principales líneas de combate de la OMC para un comercio más justo.

En cuanto a las medidas compensatorias, al igual que en lo que se refiere a las subvenciones, hay un acuerdo al que están sujetos los países miembros de la OMC, que somete a disciplina la utilización de subvenciones y reglamenta las medidas que los países pueden adoptar para contrarrestar los efectos de las subvenciones.