Chivas no aprenden la lección

Rebaño sale con las manos vacías al fallar de nuevo un penal; Tuzos sí aciertan

PACHUCA, Hidalgo.- Chivas sigue hundido en la mediocridad, sus constantes fallas frente al marco y poca idea en la elaboración de juego fueron el detonante para caer ayer por 1-0 ante los Tuzos en el Estadio Hidalgo.

El partido debía cumplir con un nivel de intensidad elevado y Pachuca tomó la iniciativa en un desborde por el centro de Alberto Medina, quien cruzó su disparo ante el susto de la zaga tapatía.

El visitante tardó en adaptarse al terreno de juego y permitió dos ataques más de un Pachuca volcado al frente, sin embargo, no fructificaron y a la postre el juego quedó trabado en el medio campo.

Los minutos transcurrían, el duelo mantenía un nivel físico impecable, pero carente de idea con la pelota en los pies.

A partir de la media hora de juego los Tuzos volvieron a tomar las riendas, replegaron a unas Chivas que tuvieron que cambiar el toque por los pelotazos sin destino fijo; aún así, Pachuca no concretaba.

Para finalizar la primera mitad, el Guadalajara elaboró su primera jugada en ataque, con superioridad numérica, pero la incapacidad de los delanteros y toques excesivos terminaron por diluirla ante la frustración de Van’t Schip.

Para el complemento Chivas mostró otra cara y en menos de tres minutos generó una oportunidad de oro que Jesús Padilla tiró por la borda, luego de quedar solo frente al marco, sin portero, y la estrelló en el poste.

Caro pagó el Rebaño Sagrado perdonar a los Tuzos, y en una incursión de Nery Castillo por derecha fue derribado en el área por Kristian Álvarez, el árbitro cobró penal y Cejas cobró pegado al poste para darle la ventaja a su equipo en el 58′.

Pero Chivas no cesaría en su afán de buscar el empate, y en un error de Leobardo López al sujetar a Erick Torres en el área, regaló un penal que Ponce estrelló en el travesaño, al 82′, el segundo consecutivo que falla el Rebaño.

Tras el momento anímico los Tuzos se desbocaron al frente y tuvieron dos mano a mano que Jorge Hernández y Herrera no supieron concretar.

Al final, el gol de ventaja prevaleció y Hugo volvió a respirar, con el triunfo, el Pachuca llegó a 13 puntos y se situó por el momento en el noveno lugar, mientras que la derrota dejó al Guadalajara en la decimoquinta plaza con 10 puntos.

John Van’t Schip tomó con sentido del humor la derrota ante el Pachuca, sobretodo por el tema de los penales fallados, ya que aseguró que “la próxima vez debo ver si tiro yo”.

El técnico del Rebaño Sagrado no sólo se quedó con ese comentario, pues aseguró que la desesperación que sienten en este momento los hará ir a buscar ayuda externa: “Tenemos que traer a un chamán para que nos ayude. Siempre hay momentos como hoy [ayer] que creemos que es una cosa que debemos cambiar, pero es difícil hacerlo si no se tiran penales bien o si fallas a un metro de la portería”.

Asimismo, Van’t Schip aseveró que la ausencia de varios jugadores ha afectado al juego de su equipo.

“Estoy trabajando en este proyecto, creo que muchos jugadores no están al ciento por ciento. Márquez [Lugo], [Luis] Pérez, [Marco] Fabián son importantes y no han jugado y deben entrar otros a jugar con intensidad, pero la calidad es diferente cuando hay ocasiones de gol. Falta marcar el gol”, apuntó.

El holandés señaló que la caída en Pachuca les dolió, y recalcó que hubo un penal sobre Omar Esparza que no fue marcado en un tiro de esquina.

Van’t Schip dijo sentirse mal con su afición, pues considera que son la más grande de México y les ofreció disculpas por los malos resultados.