Garantías para todos

Pacto de 8 años de la NFL con sus árbitros elimina grandes riesgos

NUEVA YORK (EFE).- La paz laboral llegó definitivamente a la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) con la ratificación por parte de los árbitros del nuevo convenio colectivo que estará vigente durante los próximos ocho años.

Después de cuatro meses de huelga y de haberse perdido las tres primeras semanas de competición, desde el pasado jueves, los árbitros regulares volvieron para el primer partido adelantado de la cuarta semana y todo fue normalidad.

Mientras el comisionado de la NFL, Roger Goodell, reconoció que los aficionados se merecieron que ambas partes hubiesen gestionado mejor el conflicto para no haber llegado a la situación perjudicial dentro de esta Liga.

La aprobación del acuerdo por parte de los árbitros se dio ayer, con 112 votos a favor y cinco en contra, dando por terminado un cierre laboral que originó todo tipo de quejas de jugadores, entrenadores, aficionados y políticos.

Una vez realizada la votación, que se celebró en Irving (Texas), los árbitros se fueron al aeropuerto de Dallas para que la mayoría pudiese viajar a sus respectivos destinos, donde hoy tendrán que trabajar en los partidos de la NFL.

El acuerdo llegó rápido, después de tres semanas de dificultades para los árbitros de reemplazo contratados por la liga, culminando con un discutido y polémico “touchdown” que decidió el partido de lunes por la noche entre los Halcones Marinos de Seattle y los Empacadores de Green Bay.

Los árbitros de reemplazo generaron el caos después de que señalaron “touchdown” para Seattle en lugar de interceptación para Green Bay. Muchos aficionados, comentaristas y jugadores pensaron que la decisión fue incorrecta después de ver los vídeos.

Las críticas para Goodell y la liga siguieron en ascenso, y la disputa laboral generó comentarios por parte del presidente Barack Obama y el candidato presidencial Mitt Romney, lo que hizo el miércoles por la noche ya hubiese acuerdo.

Sólo faltaba la ratificación, pero los árbitros regulares volvieron de inmediato al trabajo y recibieron una gran ovación en el partido del jueves entre los Cuervos de Baltimore y los Cafés de Cleveland.

El convenio aportará un incremento en el salario de los árbitros desde un promedio de 149 mil dólares anuales en el 2011 a 173 mil dólares a partir del 2013, elevándose hasta 205 mil dólares para el 2019.

El sistema de pensiones vigente seguirá para los árbitros actuales hasta el 2016, o hasta que los profesionales acumulen 20 años de servicio.

A partir de la campaña del 2013, la NFL tendrá la opción de contratar árbitros que trabajen de tiempo completo. La NFL también podrá retener a los árbitros adicionales para su capacitación y desarrollo, y podrá asignar a esos referís para trabajar partidos.

El viernes, el veterano árbitro Tom Stabile reconoció que ambas partes habían tenido su culpa para extender el conflicto, pero que la polémica nacional surgida con la polémica jugada del partido entre los Halcones Marinos y Empacadores le ayudó y fue decisiva.

“Ahora, todo es historia”, declaró Stabile. “Para nosotros, fue un beneficio. Pudo haber sido la gota que derramó el vaso de la paciencia de todos”.

Por su parte, el árbitro Jeff Bergman explicó que podía anticipar la jugada de lunes mientras miraba el trabajo de los reemplazo desde casa.

Bergman destacó que había notado que los jugadores estaban empezando a aprovecharse de los problemas de los árbitros de reemplazo para mantener el control de las acciones.

“La última jugada del partido fue algo que iba a suceder tarde o temprano”, subrayó Bergman. “Nos dio a nosotros y a la liga la oportunidad de juntarnos y trabajar en un acuerdo que se iba a lograr de cualquier modo”.

Ahora los árbitros oficiales quieren hacer su mejor trabajo en el campo como siempre ha sucedido en la NFL, un deporte que genera 9 mil millones de dólares a la economoía.