Tigres dejan ir valiosos puntos

Sin mostrar buen futbol, los de la UANL y San Luis empatan en polémico final

MONTERREY, México.— Los Tigres no encontraron la llave exacta para abrir la portería del San Luis e hilvanaron su segunda igualada al empatar 0-0 ayer en el Estadio Universitario, aunque al final les fue callado el grito de gol.

Ni el futbol colectivo, ni el esfuerzo individual, ni los tiros de media distancia fueron suficientes para generar peligro y aunque anotaron al final gracias a Luis García, el silbante Miguel Ángel Chacón anuló el tanto, provocando desesperación a los 11 auriazules en el campo, y los 40 mil en las gradas, viendo así terminadas las aspiraciones de triunfo.

Un candado con doble remache resultó ser el planteamiento de los Reales sumando ya tres partidos sin recibir gol, llevándose un punto gracias a las labores defensivas y la buena participación de Óscar Pérez.

Aunque la primera acción se presentó temprano en el partido, cuando al 7′ Elías Hernández mandó un centro pasado desde la derecha a Damián Álvarez y el Enano voló su remate, las aproximaciones no fueron tan constantes por parte de los felinos.

Incluso, Wilmer Aguirre estuvo cerca de sorprender al 12′ tras conducir por banda izquierda, llegar a línea de fondo y mandar centro dentro del área que fue bien resuelto por Enrique Palos.

Desde la banca, Alex Aguinaga aplaudía a sus dirigidos en cada acción y pedía replegaran filas cada vez que perdían el esférico, lo que imposibilitó el característico traslado del balón de los auriazules en las postrimerías de la portería visitante.

Para el segundo tiempo, Ricardo Ferretti buscó ser más profundo por las bandas y tener mayor presencia ofensiva ingresando ideas frescas al campo con Francisco Acuña y Alan Pulido, pero el resultado seguía siendo el mismo ante los pocos espacios regalados por el rival.

En uno de los pocos huecos encontrados, Álvarez recibió por banda izquierda al 71′ y antes de ingresar al área recortó hacia el centro y mandó cañonazo a primer poste, pero la experiencia del “Conejo” fue suficiente para detener el envío.

Con el caminar del reloj, el amontonamiento de jugadores amarillos en zona enemiga centralizó mucho el ataque, facilitando la tarea a una zaga que ya esperaba plantada para tapar las oportunidades.

Aturdidos por la cerrazón de los Reales, los de la UANL comenzaron con los centros largos y tiros de media distancia signo notorio de desesperación, pero los impactos no fueron muy atinados y no generaron peligro en la meta contraria.

Tal vez el apoyo de la gente propició un segundo aire en el equipo y en una de tantas, Damián mandó al 87′ un centro cruzado desde punta izquierda al área chica y en la primera del partido, Luis García ganó el brinco a William Paredes y de cabeza por fin pudo vencer al portero potosino.

Pero en el salto desplazó con el brazo al lateral y aunque Chacón dio por bueno el tanto, el asistente 1, Marcos Quintero levantó su bandera para indicar la infracción, dejando incrédula a la afición.