Habrá juicio contra Alarcón

La juez M. L. Villar de Longoria determinó que existe suficiente evidencia para proceder con el caso en su contra
Habrá juicio contra Alarcón
Richard Alarcón fue acusado de perjurio.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

En plena campaña electoral para un puesto en la Asamblea estatal, Richard Alarcon, actual concejal del Distrito 7 de la Ciudad de Los Ángeles, fue acusado ayer formalmente de perjurio y fraude electoral en la Corte Superior de Los Ángeles.

La juez M. L. Villar de Longoria determinó que existe suficiente evidencia para proceder con el caso en su contra.

Alarcón, de 58 años, quien se declaró no culpable, y su esposa Flora Montes de Oca, de 47, enfrentan 24 cargos de perjurio y fraude electoral.

Según los cargos, el concejal habría mentido sobre su verdadera residencia para poder presentarse como candidato para el Concejo Municipal de Los Angeles, en las elecciones de 2006 y 2008, declarando como su residencia oficial el 14451 de la calle Nordhoff, en Panorama City, cuando en realidad vivía en Sun Valley, fuera de los límites del distrito que comprende la mayor parte del noroeste del Valle de San Fernando.

Alarcón, quien enfrenta en la contienda estatal por el Distrito 39 de la Asamblea a Raúl Bocanegra, jefe de personal de Felipe Fuentes, actual asambleísta de dicho distrito, podrá continuar con su candidatura, a pesar de los cargos en su contra, según explica Raphael J. Sonenshein, del Instituto de Asuntos Públicos del Instituto Pat Brown, de Cal State Los Ángeles.

Alarcón no irá a juicio hasta después de las elecciones, lo que le permitirá continuar con su campaña.

“Como candidato, Alarcón es más conocido que su rival [Bocanegra] y aún puede ganar”, indicó Soneshein. “Será un gran desafío”.

Durante una audiencia preliminar, Donald Goossens, detective del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), describió que en octubre de 2009, cuando llegó para remover a un intruso viviendo en la casa de Nordhoff, la cocina y el baño estaban destrozados y el inmueble se veía abandonado.

Durante la audiencia, los abogados defensores de Alarcón alegaron que la razón por la cual la casa se encontraba desocupada era porque el concejal estaba haciendo renovaciones.

Alarcón y sus abogados defensores declinaron hacer comentarios a la prensa por el momento.

En agosto de 2010 Alarcón fue acusado de perjurio y fraude electoral por no vivir en su distrito y mentir en los documentos de campaña sobre su residencia. Los cargos fueron desestimados por la juez Katleen Kennedy en mayo de este año, pero el el Procurador de Distrito, Steve Cooley los presentó de nuevo.