Las drogas también destruyen a la familia

Que uno de los integrantes de la familia esté envuelto en el consumo de drogas es tan destructivo para el individuo como para el núcleo.
Las drogas también destruyen a la familia
Los jóvenes de la familia pueden ser blanco del consumo de drogas.
Foto: Archivo

“Empecé a beber alcohol en exceso a los 18 años, las convulsiones fueron una de las consecuencias, aunque la más grave fue perder mis piernas”, narra Mario, paciente en tratamiento de una unidad especializada en drogadicción en México.

“En una ocasión discutí con mi mamá porque no me prestó dinero para comprar bebidas embriagantes. Enojado, la aventé, y al pensar que le había provocado la muerte, quise acabar con mi vida. Bajo los efectos del alcohol, desesperado y con sentimientos de culpa me aventé a las vías del tren; lamentablemente perdí ambas piernas”, comenta.

De acuerdo con los expertos, un ambiente familiar desfavorable, la curiosidad, las malas amistades, la presión laboral y la baja autoestima propician el consumo de drogas, como refiere Mario, quien bebió durante 30 años: “Después del accidente seguía haciéndolo y también empecé a consumir cocaína porque pensé que con eso iba a dejar de sentirme menos valioso que los demás por mi estado físico; además mi trabajo me exigía mucho, por lo que debía mantenerme alerta y creía que la cocaína me ayudaba a ello; sin embargo, el daño que me causaba era cada vez mayor.

“Ahora me siento muy optimista, sé que nunca es tarde para recuperarse de una adicción. Gracias al tratamiento que recibimos mi familia y yo, tenemos más comunicación; me doy cuenta de que mi discapacidad no me hace menos que los demás porque no me limita para reintegrarme o realizar actividades”, comparte Mario.

Las adicciones pueden causar discapacidades que podrían afectar tu vida para siempre, además de muchos inconvenientes en tu vida y la de tu familia. ¿Has pensado en las consecuencias de aceptar la invitación a consumir drogas? ¿Imaginas tu vida sin poder hacer las cosas que más te gustan, como ir a un concierto, salir a bailar o ir a una fiesta? Los daños que provocan las drogas pueden ser graves e irreversibles.

Aunque algunas discapacidades son congénitas, la mayor parte son adquiridas y, por ende, prevenibles, entre ellas las ocasionadas por accidentes vehiculares y consumo de drogas.

“Todas las drogas causan discapacidad, unas son más visibles que otras pero todas las drogas afectan, por ejemplo, el alcohol causa afectaciones graves en el hígado; el tabaco provoca cáncer; la mariguana altera la coordinación, ocasiona ataques de pánico y esquizofrenia; la cocaína produce afecciones neurológicas, psicosis e infertilidad, las metanfetaminas causan lesiones cerebro y cardiovasculares en tan solo un año de consumo, y los inhalables pueden provocar insuficiencia renal y muerte súbita”, señaló en entrevista la psicóloga de CIJ, Ana María González.

Las sustancias que generan más discapacidades son el alcohol y el tabaco. Se calcula que 10 por ciento de quienes beben en exceso pueden desarrollar discapacidad. Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que para el año 2020 el tabaco será la principal causa de muerte y discapacidades.

Para evitar todos estos daños te recomendamos decir “No” cuando te inviten a consumir alguna droga, basta con probar para lamentar las consecuencias; ocupa tu tiempo libre en actividades divertidas pero sin arriesgar tu vida, recuerda que puedes divertirte sin necesidad de consumir, elige bien tus amistades. Toma en cuenta que las drogas no son la solución a tus problemas, debes aceptarte como eres e intentar ser mejor cada día.

Colaboración de Fundación Teletón México.

“El principio de la paciencia empieza por uno mismo”

Bojorge@teleton.org.mx