Proeza a la mano

Miguel Cabrera ya acaricia la triple corona
Proeza a la mano
Miguel Cabrera conecta el primero de sus dos hits.
Foto: AP

KANSAS CITY (AP).- Sentado en su casillero en un rincón del vestuario del equipo visitante en el Kauffman Stadium, Miguel Cabrera podía disfrutar tranquilo al bromear con sus compañeros.

No tenía cámaras de televisión a su alrededor, tampoco micrófonos encima.

Nada de la clase de atención que se debería esperar en este momento en el que el toletero de los Tigres de Detroit está a punto de convertirse en el primero que consigue la triple corona de bateo en 45 años.

“Todos los grandes nombres que cubren el beisbol deberían estar aquí”, dijo el superestelar lanzador Justin Verlander.

“Creo que él ha pasado algo inadvertido por lo que ha hecho, por lo que está haciendo. Son 40 años desde la última ocasión”, añadió Verlander, subiendo la voz.

Cabrera no se inmuta. El venezolano contesta sin enfado cada pregunta, pero es obvio que prefiere pasar el rato charlando con sus compañeros.

El mejor ejemplo se dio la noche del lunes, luego que Cabrera dio cuatro hits y un jonrón en la victoria 6-3 sobre los Reales que aseguró que los Tigres se coronasen campeones de la División Central de la Americana.

Una y otra vez, le preguntaron sobre su impacto en la conquista de otro título de división, pero siempre recordó el aporte de sus compañeros.

“Logramos lo que era el máximo objetivo”, dijo.

Ahora, toda la atención se concentra en Cabrera, quien anoche fue titular en la antesala en Kansas City, partido que los Tigres perdieron 4-2. Conectó un par de sencillo y remolcó dos carreras en sus dos primeros turnos antes de batear un elevado al jardín derecho y salir del juego en el quinto inning.

Con un partido restante en la campaña regular, Cabrera encabeza la Liga Americana en promedio (.331), jonrones (44) y empujadas (139), lo que le puso al borde de convertirse en el primer ganador de la triple corona desde que Carl Yastrzemski lo hizo en 1967.