Fresas chinas congeladas povocarían gastroenteritis

Unas 11,200 personas sufren gastroenteritis en Alemania. La posible causa podrían ser fresas congeladas provenientes de China.
Fresas chinas congeladas povocarían gastroenteritis
La fresas congeladas provenientes de China podrían provocar gastroenteritis.
Foto: Archivo

Berlín (EFE).- La Oficina Federal de Protección del Consumidor y Seguridad Alimentaria alemana consideró hoy que fresas congeladas procedentes probablemente de China podrían ser el origen de la ola de gastroenteritis en el este de Alemania, que hasta ahora afecta 11,200 personas, en su mayoría niños y adolescentes.

Las pistas llevan a un mayorista que al parecer vendió las fresas congeladas, de origen probablemente chino, a la empresa Sodexo, la mayor del sector, con sede en Rüsselheim, y a otros dos distribuidores de comida preparada para comedores.

Según la investigación, la intoxicación se produjo probablemente en las mismas cocinas de las distribuidoras al no haber calentado suficientemente los alimentos congelados antes de servirlos como postre.

Si las fresas congeladas sólo se descongelan o la cocción es insuficiente, la eliminación de todos los gérmenes no está garantizada.

Así, los “norovirus”, la primera sospecha apuntada por los microbiólogos al darse a conocer el brote de gastroenteritis, son especialmente resistentes tanto al frío como al calor.

La forma diferente de descongelación podría explicar por qué en algunos de los centros se registró un brote de gastroenteritis por ingestión de alimentos y en otros no, señalan los expertos.

Según los datos más recientes del Instituto Robert Koch (RKI) de virología de Berlín, alrededor de 11,200 personas, principalmente niños y adolescentes, se han visto afectados por la mayor oleada de gastroenteritis causada por ingestión de alimentos contaminados registrada en Alemania.

Aunque no se registraron mayores complicaciones, un total de 32 afectados tuvieron que ser ingresados, la mayoría de ellos, 19, en el estado federado de Brandeburgo.

A excepción de Sajonia, donde ayer se reportaron 220 nuevos casos de gastroenteritis, la ola de contagio, que registró un pico entre el 25 y el 28 de septiembre, ha remitido.

Al parecer, los primeros casos de gastroenteritis se habían registrado ya el 19 de septiembre en Sajonia, es decir, más de una semana antes de que se hablara oficialmente de una oleada de enfermos.

No obstante, el instituto virológico señala que es posible también que estos primeros casos no tengan nada que ver con el posterior brote.

La compañía Sodexo, que cuenta con 17,000 empleados, gestiona unas 30 cocinas industriales repartidas por Alemania y que alimentan a unos 150,000 niños y adolescentes en centros escolares germanos.

Un portavoz de Sodexo subrayó que la empresa, fundada en 1992, no había tenido hasta ahora un solo problema sanitario y que sus especialistas buscan el origen de la contaminación alimenticia.