La violencia está en tus manos

El consulado mexicano, junto con organizaciones de San Francisco, lanzan campaña para mantener el respeto en el hogar
La violencia  está en tus manos
Antonio Ramírez, presidente de Pocovi, en presentación de campaña preventiva. Foto Suministrada

SAN FRANCISCO.— Todavía en los años setenta y ochenta convivíamos en espacios cerrados intercambiando cigarrillos y humo. Pero hoy, a diferencia de aquellos días, compartimos edificios libres de la combustión del tabaco. Así imagina Claudia Arroyo que ocurrirá con la violencia doméstica y de género.

“Tenemos que esforzarnos para generar que la violencia sea parte del pasado”, expuso Arroyo en la presentación de la Campaña de prevención de la violencia doméstica que lanzó el consulado mexicano en San Francisco, con el apoyo de organizaciones no gubernamentales: Red Latina, Pocovi y Woman Inc.

“¿Cómo quieres que te recuerden? Está en tus manos”, es el mensaje central de la campaña.

En uno de los salones del edificio donde está asentado el consulado mexicano en la ciudad proyectaron el audiovisual de la campaña: la secuencia visual muestra la relación armónica entre el padre, la madre, el hijo y la hija. Mas el audio contrasta con la imagen: cuando el padre besa a la madre, suenan en las bocinas gritos y golpes. Cuando el padre atiende a sus hijos, se escuchan insultos y regaños.

Claudia Arroyo, coordinadora de La Red Latina, una agencia especializada en la ayuda a víctimas de violencia doméstica, comparó esta problemática social con una olla, donde se vierten los conflictos personales de los inmigrantes, como el aislamiento cultural, lingüístico y una situación en la cual “muchas veces eres visto como un criminal”, por no contar con documentación residencial.

“Todo esto se agrega a la olla familiar”, señaló Arroyo. “Esa olla es una prueba de laboratorio de lo que es la sociedad. La solución no puede venir de una organización o un individuo, tiene que ser como una red, en todo el mundo”.

Lo que sucede en las calles, tiene relación directa con lo que sucede al interior del hogar, por ello la importancia de prevenir la violencia en casa, sostuvo Arroyo.

Antonio Ramírez, presidente de Pocovi (Programa de Hombres contra la Violencia Intrafamiliar), refirió que la violencia es “un problema cultural que minimiza lo femenino y sobrevalora lo masculino para controlar a las mujeres y usar sus recursos para beneficiar al hombre”.

Destacó que el programa de “dignidad y democracia” que promueve Pocovi es replicado en cinco estados de la nación estadounidense, además de países latinoamericanos, como México, Uruguay y Panamá.

En la presentación de la campaña preventiva, surgió desde el auditorio una inquietud: ¿Se inspiró el consulado mexicano en el caso de violencia doméstica entre el suspendido sheriff Ross Mirkarimi y su esposa hispana Eliana López?

Respondió primero el cónsul general de México en San Francisco, Carlos Félix Corona: “Esta campaña es totalmente apolítica. Nosotros no tenemos ninguna intervención en asuntos que se discutan fuera de lo que es el contenido de la campaña, que se diseñó por muchos meses”.

George Gascón, fiscal de la ciudad —presente en la revelación de la campaña a medios informativos—, fue directo: “No tiene nada que ver con ningún caso”.

Añadió que desde que él tomó cargo en enero de 2011, puso en práctica la promoción de servicios a víctimas de la violencia, primero en el barrio de la Misión —con mayoría hispana— y a finales de ese año en Chinatown —por su nombre, obvio, con mayoría de inmigrantes chinos—.

“Sabemos que hay temor (entre la comunidad inmigrante), por el impacto en su estatus migratorio y porque no entienden el sistema, no hablan bien el inglés. Reconocí que para llegar a esa comunidad, daríamos un mucho mejor servicio si poníamos nuestros recursos directamente en la comunidad”, explicó Gascón; en la Misión comenzaron a colaborar con La Casa de las Madres.

Ninguno mencionó que desde el año pasado, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, instituyó el mes de octubre como fecha oficial para la concientización de la violencia doméstica.

Sin embargo, la campaña del consulado surge tan sólo unos días antes de que este 9 de octubre la Junta de Supervisores de la ciudad discuta el caso del suspendido sheriff Ross Mirkarimi, y decida —en no más de 30 días—, si puede volver a su puesto o no.

Carlos Félix Corona declaró que en el último año han atendido a cerca de 900 casos de violencia doméstica, la mayoría mujeres, y 65% de ellas derivadas de La Red Latina.

Comentó que han proporcionado casi 400 mil dólares para brindar atención integral a las personas víctimas de la violencia intrafamiliar.

Si usted quiere hacer una denuncia o necesita recibir apoyo, puede consultar una lista de líneas de atención que puede encontrar en el sitio de internet LaRedLatina.org, en la sección de Recursos.