ONU se opone a rescate de bancos con dinero público

Expertos de la ONU exhortaron hoy a los Gobiernos europeos a no utilizar dinero público para rescatar a los bancos
ONU se opone a rescate de bancos con dinero público
Previamente, la ONU había criticado las medidas tomadas por el presidente español Mariano Rajoy para manejar la crisis en ese país.
Foto: Archivo

Ginebra – Un grupo de expertos de las Naciones Unidas instó hoy a los Gobiernos europeos a “asegurar que los fondos públicos no se utilizarán en el futuro para rescatar a entidades financieras en quiebra”.

En un comunicado, la relatora especial sobre pobreza extrema, Magdalena Sepúlveda; el experto independiente de la ONU sobre deuda externa, Cephas Lumina; y el experto en la promoción de un orden internacional democrático e igualitario, Alfred de Zayas, respondieron así a la propuesta de Europa para reformar la banca.

El pasado día 2 de octubre un panel de expertos encabezado por el gobernador del Banco de Finlandia, Erkki Liikanen, recomendó a la UE que se obligue a los bancos europeos a separar ciertas actividades de inversión de alto riesgo de la banca comercial para evitar futuras crisis y blindar a los contribuyentes y ahorradores.

“Los Estados tienen la obligación de esforzarse al máximo para asegurar el respeto, la protección y el cumplimiento de los derechos”, opinó la relatora sobre pobreza extrema, quien recordó que estas responsabilidades incluyen “asegurarse de que ciertos recursos se emplean para satisfacer el cumplimiento de los derechos humanos de las personas viviendo en la pobreza”.

Sepúlveda urgió a los Estados a “proteger los recursos presupuestarios de ser empleados en el futuro en posibles rescates“, al tiempo que apuntó al deber de los Gobiernos de crear un marco regulador que garantice que estos recursos no se destinen a entidades financieras en quiebra.

La relatora especial recordó que entre 2008 y 2011 los países europeos han destinado 4,5 billones de euros a rescatar sus instituciones financieras y consideró que estos niveles de gasto “han empujado a los Gobiernos a crisis de sostenibilidad de su deuda y a poner en marcha planes de austeridad que en ocasiones contradicen las obligaciones en materia de derechos”.

El experto en deuda externa defendió la necesidad de que las propuestas de reformas financieras no se centren exclusivamente en el sistema bancario, sino que se extiendan también “otros actores del sistema financiero que han jugado un papel central en la crisis financiera”, como las agencias de calificación de riesgo o los especuladores financieros.

Por su parte, el experto independiente sobre la promoción de un orden internacional democrático e igualitario, Alfred de Zayas, expresó su “preocupación por la tendencia de los países de la Unión Europea en fracasar a la hora de abordar la raíz del problema y meramente centrarse en las llamadas medidas de austeridad”.

“Existen soluciones a la crisis financiera perfectamente viables y alternativas a la austeridad, como la reducción del gasto militar”, agregó, al tiempo que apostó por poner en marcha un marco regulador del sistema financiero “que realmente funcione”.