Trabajadores piden más derechos

Los empleados de Walmart vuelven tras un día de huelga
Trabajadores piden más derechos
UNI Global, es la organización sindical internacional que agrupa a trabajadores de Walmart.
Foto: Suministrada

Ayer concluyó la cumbre internacional de empleados de Walmart con una protesta en las escalinatas del Ayuntamiento de Los Ángeles y el retorno a sus puestos de trabajo de los empleados que hicieron huelga el jueves.

Trabajadores de todo el mundo se dieron cita esta semana en Los Ángeles para compartir experiencias y apoyar a sus compañeros de otros países en la primera cumbre internacional de trabajadores de Walmart. UNI Global es la organización sindical internacional que agrupa a los trabajadores.

La primera cumbre internacional contó con la presencia de alrededor de 40 empleados de Walmart de EEUU, Argentina, Brasil, Chile, Nicaragua, Canadá, Sambia, e India. Estados Unidos es el único país en el cual los trabajadores de Walmart no están afiliados a un sindicato.

“Al reunirnos vimos que los problemas de los empleados de Walmart en todo el mundo son muy similares”, indicó Josué Mata, empleado de Walmart de Dallas, Texas.

“La gran diferencia es que en el resto del mundo, los empleados de Walmart tienen sindicato”, señaló por su parte Mario Amado, empleado argentino. “Es una ironía, que siendo una compañía norteamericana, en el país donde se fundó los trabajadores tienen menos derechos a sindicalizarse que en otros países”.

La compañía no coincide con los comentarios de los activistas. Dan Fogleman, vocero de la corporación, dijo que no es la empresa la que impide que sus empleados se unan, sino que son los mismos empleados los que no quieren sindicalizarse. Según Fogleman las protestas son el resultado de las acciones de UFCW, para llamar la atención y tienen motivos políticos y financieros.

“Walmart ofrece algunos de los mejores trabajos en la industria. Nuestros empleados gozan de buenos beneficios, buen pago y oportunidades de crecimiento en la empresa”, indicó.

Nancy Luna es una de las empleadas de la tienda de Pico Rivera que el jueves se adhirió al paro de un día y que ayer se reintegró ayer a trabajar. “[El viernes] Entramos todos a la tienda, acompañados por trabajadores de otras partes del mundo que llegaron cantando, todos se sorprendieron al vernos”, recordó Luna que está a cargo de la sección de quesos y carnes frías.

Ella dijo que hasta el momento no habían recibido represalias por no haberse presentado a trabajar. Según la trabajadora, se trató de la primera huelga de empleados de Walmart en EEUU. “Causó mucha sorpresa y también motivación, nos han estado asustando por 50 años. Muchos de los trabajadores tenían miedo de protestar o porque no querían perder su trabajo”.

Mata dijo que se sorprendió de ver tanta gente en la cumbre y que la reunión le dio ánimo para seguir luchando. “Me siento más energizado”, señaló. “Sé que no estamos solos y que tenemos apoyo en otros países, de trabajadores que pasan por lo mismo por lo que estamos pasando nosotros”.

“A mí me echaron cuando nos estábamos organizando”, recordó Marta Miranda, empleada de Walmart de Argentina. “Pero una vez que tuvimos sindicato, me tuvieron que volver a contratar”.

Miranda comparó las protestas de EEUU con las de otros países. “En Sudamérica, las huelgas son fuertes y los sindicatos más solidarios, se apoyan entre sí. Noté que en EEUU, mucha gente tiene miedo de manifestarse”, indicó. Según la activista, 73 personas se adhirieron a la huelga del jueves.

Siento que estamos haciendo historia, imagínese dos mexicanas queriendo cambiar a Walmart”, dijo Luna, refiriéndose al hecho que su compañera de trabajo y ella estaban tratando de mejorar las condiciones laborales de las tiendas. “No vamos a dejar de luchar”.