LA: ‘amiga de ciclistas’

Más de 9 millas de calles de la ciudad de Los Ángeles estuvieron libres de autos el domingo para la quinta edición de la CicLAvia.
LA: ‘amiga de ciclistas’
Cientos de ciclistas toman una calle del centro de Los Ángeles.
Foto: J. Emilio Flores

En sólo dos años, CicLAvia ha logrado convertirse en una verdadera tradición angelina. Así lo demostró la masiva concurrencia y el entusiasmo que se palpaba ayer en las calles, durante la quinta edición del evento.

El domingo por la mañana, los vagones del Metro se llenaron de ciclistas que se dirigían a los distintos centros de la ruta de CicLAvia, que esta vez se extendió al Centro de Exposiciones del Sur de Los Ángeles.

Los ciclistas, patinadores y peatones tuvieron a su disposición 9.1 millas de calles cerradas al tráfico, desde el parque MacCarthur a la estación Soto de Boyle Heights, pasando por la Plaza del Mariachi, y desde el Centro de Exposiciones hasta Chinatown, pasando por el nuevo Grand Park de Los Ángeles.

He participado en las cinco CicLAvias“, dijo Sergio Ortíz que comenzó su recorrido en el Grand Park. Ortíz dijo que otros años había participado con sus compañeros de trabajo, pero que este año decidió hacer el recorrido con su familia.

“Los Ángeles se está convirtiendo en una ciudad más amiga de los ciclistas”, dijo Colin Bogart, vocero de la Coalición de ciclistas del Condado de Los Ángeles. “Eventos como este nos demuestra que la gente usa más sus bicicletas cuando se siente segura. Andar más en bicicleta es una tendencia, no sólo de Los Ángeles, sino de todo el país”. Bogart dijo que el haber extendido la ruta era una idea excelente y que le gustaría ver CicLAvia en otras áreas de la ciudad. También contó que en la primavera de 2013, habrá un evento similar en Pomona. La coalición de ciclistas, fundada en 1998, cuenta con 1,500 miembros en la actualidad.

En cada uno de los centros, hubo conciertos, puestos de comida y actividades para el público. En el Grand Park, John Fitzgerald, organizaba grupos de tambores, para los presentes. Cada 20 minutos, grupos de personas tenían la oportunidad de sentarse con un instrumento de percusión y hacer música en conjunto, bajo la dirección de Fitzgerald. Si bien los agentes de seguridad del parque no permitían al público pararse a mirar y escuchar los tambores, los participantes disfrutaban la experiencia. El parque también ofreció otros entretenimientos como el espectáculo de Ozokids y el de Love in the Circus.

Como cada año, el concejal José Huizar y su familia llegaron a CicLAvia con sus bicicletas y un carrito para los más pequeños. “Este año iremos desde la Plaza del Mariachi hasta Chinatown y después a la Feria del Mole [en Plaza Olvera]”, dijo el concejal mientras ayudaba a sus cuatro hijos con los cascos. “Este es un buen evento que nos permite compartir nuestra comunidad y conocer lugares que no se ven desde el auto”. En el escenario ubicado en la Plaza del Mariachi, hubo una ceremonia de premiación a los jóvenes muralistas Lilia Ramírez, Raúl Gómez y Raúl Vargas. “En los años 60 y 70, Boyle Heights era famosa por sus murales. Hoy quisimos reconocer a esta nueva generación de jóvenes artistas”, dijo Huizar.

Otro asiduo participante del evento es el alcalde Antonio Villaraigosa. Al pasar por la Plaza del Mariachi, la gente que lo reconocía le gritaba: “Gracias Señor Alcalde”, por promocionar el evento.

A lo largo del recorrido se pudieron ver todo tipo de bicicletas, desde las tradicionales Low Rider, hasta bicicletas con carritos para bebés y bicicletas combinadas para dos y hasta tres personas a la vez, de todos los precios, colores y calidad.

Uno de los ciclistas, Bill Sihutt, mostraba orgulloso su nueva bicicleta cargo. “Es perfecta porque puedo llevar mucho peso encima. Yo voy con mi novia y mi hija sentadas atrás y a cada lado puedo cargar bolsas cuando vamos a hacer las compras”. Sihutt dijo que se trata de un nuevo modelo y que le había costado casi 2,000 dólares.