Romney aprovecha ventaja tras el debate

El siguiente encuentro será el 16 de octubre en Nueva York
Romney aprovecha ventaja tras el debate
El candidato presidencial republicano, Mitt Romney, hablaba a simpatizantes ayer tras su llegada a Abingdon, Virginia.
Foto: AP

EDITORES: AP Video. Con AP Fotos.

FISHERSVILLE, Virginia.— El candidato republicano Mitt Romney intent aprovechar la ventaja obtenida en el debate presidencial del miércoles frente al presidente Barack Obama a poco de difundir el Gobierno las nuevas estadísticas sobre el desempleo en septiembre.

Obama, que intenta recuperarse de su pobre actuación en el primer debate, acusó a Romney de ser deshonesto con los impuestos que le elevaría a la clase media y los beneficios del seguro médico (Medicare) de los jubilados.

“Quiero asegurarme que estoy en lo cierto: ¿eliminará las regulaciones en Wall Street, pero reducirá la asistencia a la “Plaza Sésamo”?”, dijo el jueves Obama en Madison, Wisconsin, en referencia a la declaración de Romney acerca de que reducirá las subvenciones federales a la televisión pública que difunde ese programa infantil . “Gracias a Dios que finalmente alguien ha decidido suprimir a Big Bird”, ironizó, en referencia a uno de los personajes principales del programa, una gran ave, a la que comparó con el poder financiero.

A casi un mes de las elecciones ambas campañas intentan sacarle ventaja al primer debate presidencial en una liza muy nivelada. Romney, según casi todos los analistas, fue el triunfador del primer duelo, mientras que Obama tuvo que limitarse a indicar que en algunos aspectos su rival no le dijo la verdad al electorado.

El próximo debate presidencial tendrá lugar el 16 de octubre en la Universidad Hofstra de Nueva York, lo que les permitirá intensificar aún mas su campaña en los estados clave y recaudar fondos para las últimas semanas con los anuncios televisivos.

Tanto Romney como Obama lanzaron el jueves más anuncios en los estados clave, en los que el mandatario sugirió que su rival no es de fiar si llegara a la Casa Blanca, mientras que el candidato republicano acusó al presidente de respaldar un gran aumento fiscal para la clase media.

Romney repitió su argumento el jueves por la tarde en un mitin en Fishersville, Virginia, donde indicó que Obama elevará los impuestos a la clase media. “Yo no quiero elevar los impuestos a nadie”, insistió.