Vote sí en la Proposición 39

Corrige una aberración impositiva y recauda dinero necesario para el Estado
Vote sí en la Proposición 39

California debe dar incentivos a las empresas que crean empleos en nuestro estado en vez de hacerlo con las compañías que prefieren dar trabajo en otro lado. es lo que está ocurriendo hoy, para corregirlo hay que votar sí por la Proposición 39.

En 2008 la legislatura con el gobernador Schwarzenegger otorgaron un crédito impositivo de 1,000 millones de dólares a la empresas que tienen su cuarteles centrales y la mayoría de sus empleados fuera de California, pero venden en este estado. Esto le dio a estas empresas el privilegio de decidir entre dos sistemas impositivos para poder pagar la menor cantidad de posible de impuestos.

Esto no tiene sentido especialmente ante las dificultades fiscales por las que está pasando California. Los incentivos deben ser dados a quienes crean empleos en nuestros estado en vez de contribuir a precisamente hacer todo lo contrario.

Creemos que la legislatura es el camino adecuado para establecer la política impositiva, sin embargo, en este caso no dieron frutos los intentos de hacer esta corrección en Sacramento. Siempre fue imposible superar el obstáculo de necesitar dos tercios de la legislatura para las leyes impositivas.

Por eso tenemos el surgimiento de la Proposición 39, que permitirá que los votantes cierren ese beneficio impositivo que no pueden hacer los legisladores.

Es lamentable que, como toda iniciativa electoral, la Proposición 39 quiera aprovechar la ocasión para promover también otra agenda. En este caso, la iniciativa estipula que entre 500 y 550 millones de dólares anuales -por un período de cinco años- obtenidos por este cambio de gravamen deben ser destinados a programas dedicados a la eficiencia en el uso de la energía.

La preferencia sería que este dinero fuera al fondo general. Creemos que hay muchas otras prioridades urgentes en un presupuesto, cuya red de protección social ha sido diezmada. Pero la posibilidad de que después de los cinco años todo el dinero vaya al fondo general es mejor que continuar sin cambio alguno.

Esta iniciativa tiene todo el sentido común de corregir una aberración impositiva que beneficia a los que prefieren crear empleos fuera del estado, en vez de hacerlo en California. Al mismo tiempo, recauda dinero necesarios para las arcas estatales. Vote sí en la Proposición 39.