‘Blancanieves’ seduce a Los Ángeles (Fotos y video)

Blancanieves forma parte de la serie Recent Spanish Cinema que, a partir de este jueves hasta el domingo, ofrece lo más reciente del cine español en el Egyptian de la ciudad.

‘Blancanieves’ seduce a Los Ángeles (Fotos y video)
'Blancanieves' se proyecta mañana en la apertura de Recent Spanish Cinema, en Los Ángeles.
Foto: EFE
Regreso a Clases

El director español Pablo Berger no descarta volver a hacer otra película muda y en blanco y negro tras el estreno en Toronto de Blancanieves, un filme que ha sido aplaudido por la audiencia norteamericana y la crítica internacional y que se presentará mañana en la noche inaugural, en Los Ángeles, de la décimo octava edición de la muestra de cine español Recent Spanish Cinema.

En declaraciones en Toronto, Berger también reveló el origen de la película, la segunda que dirige tras Torremolinos 73 (2003), y que es una versión particular del cuento de Blancanieves situado en el mundo taurino de la España de los años 20.

“Hay un evento en mi vida en el año 1985 o 1986 en el Festival de San Sebastián. Y un día, en el Teatro María Eugenia daban [Greed] de [Eric von] Stroheim con una orquesta en directo. Al ver esa película, sentí cosas que no había sentido viendo una película convencional entre comillas” declaró.

“Y ese día dije, algún día, haré una película muda. Y después de Torremolinos 73, me acordé. Y tenía un tratamiento de tres páginas también inspirado por una foto de Cristina García Rodero de su libro España oculta de ocho enanos toreros”, continuó el realizador.

“Mezclando esa experiencia de San Sebastián, la foto de Cristina García Rodero y el hecho de que me gusta llevar la contraria, que siempre me gusta hacer lo que no debo, me dije: ‘voy a hacer una película en blanco y negro”. En ese momento todo el mundo me decía: ‘Pablo, no se va a hacer nunca’. Aquí estamos en Toronto estrenándola”, dijo con una obvia satisfacción.

Además, Blancanieves fue seleccionada para representar a España en los Oscar.

Blancanieves, cuyo estreno mundial se llevó a cabo en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), fue calificada por uno de los críticos de cine más reconocidos aquí, Roger Ebert, como digna de “los grandes directores de los años 20”.

Berger, que tardó ocho años en encontrar productor para Blancanieves —protagonizada por Maribel Verdú, Daniel Giménez Cacho, Sofía Oria y Macarena García-, no descartó volver a hacer otro largometraje mudo y en blanco y negro.

“Aunque si es verdad que la década del cine que más me interesa es el cine mudo, y los años 70, no pienso que mi carrera va a ser como la de [el director canadiense] Guy Maddin, que todas sus películas son mudas”, dijo.

“Quién sabe, a lo mejor hago otra porque la verdad es que la experiencia es muy liberadora. Es algo mágico porque creo que el cine es imagen en movimiento, creo mucho en la poesía visual, creo mucho que la historia es el pastel de la película, el diálogo es como la nata”, agregó.

El director español reconoce que está preparado para que comparen a Blancanieves con The Artist, el filme mudo y en blanco y negro francés que ganó este año el Oscar a la Mejor Película.

“Lo maravilloso es que The Artist ha triunfado, ha sido un éxito. Ha sido como el rompehielos de prejuicios. Sé que abre el camino para que se hagan otras películas mudas y en blanco y negro”, aseguró.

Berger también reconoce que el éxito de Blancanieves en Toronto se ha traducido en que desde Norteamérica “te llamen a la puerta”.

“Te vienen los agentes, los productores, y siempre digo que estoy abierto, pero manda un buen guión. Porque el guión es la esencia. No puedes hacer una buena película sin un gran guión. Todos tenemos un precio y mi precio es un buen guión”, finalizó.

Otros filmes que forman parte de la muestra Recent Spanish Cinema, que tiene lugar en el Egyptian Theatre de Hollywood, son La voz dormida, de Benito Zambrano, con Inma Cuesta y María Leon; Grupo 7, de Alberto Rodríguez, con Mario Casas; la adaptación del cómic Arrugas, de Ignacio Ferreras; Tengo ganas de ti, de Fernando González Molina, también con Mario Casas; la cinta catalana Los niños salvajes, de Patricia Ferreira, con Marina Comas y Álex Monner; y No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu, con Jose Coronado.