A-Rod a punto de perder su jerarquía

Piloto de Yanquis podría alinear a Canó como tercer bate, hoy en NY
A-Rod a punto de perder su jerarquía
A-Rod protesta un tercer strike. [AP]

NUEVA YORK (AP).- No hay caso. Algo no funciona en el swing de Alex Rodríguez en estos playoffs.

El tercera base de los Yanquis no batea un jonrón en el mes de octubre desde 2009, cuando su despliegue ofensivo condujo al equipo a la conquista de la Serie Mundial.

Verle conectar un extrabases es inusual. Lo habitual es que abanique la brisa, tanto así que lleva cinco ponches en los dos primeros juegos de esta serie de postemporada.

Un pelotero con estadísticas dignas al Salón de la Fama tiene cuestionada su jerarquía, y los pedidos para que sea relegado en el orden al bate son cada más insistentes.

Se trata del mayor dilema para el mánager Joe Girardi de cara a lo que resta de una serie de primera ronda de la Liga Americana, que se reanudará hoy en el Yankee Stadium con un empate 1-1.

Girardi se guardó sus cartas sobre un posible cambio en la alineación, específicamente relegarlo del tercer turno en el orden de bateo y así darle al dominicano Robinson Canó -el artillero más productivo de los Yanquis- más oportunidades en situaciones clave.

“Haremos lo que sea necesario para ganar esta serie de tres juegos … pero no será en base a una reacción precipitada”, comentó ayer Girardi sin mencionar nombres.

“Lo bueno de todo es que yo cuento con un grupo muy generoso y ambicioso de ganar”.

Girardi podrá meditar con calma la decisión, al considerar que si acaso pudo conciliar sueño tras una accidentada travesía en tren, luego de la derrota 3-2 en Baltimore en el segundo partido el lunes.

Un fallo eléctrico afectó el servicio de trenes entre Baltimore y Nueva York, así que ambos equipos debieron esperar una eternidad, en vez del habitual tramo de algo más de 2 horas, para completar sus traslados. Los Orioles llegaron a la Gran Manzana a media mañana del martes y los Yanquis lo hicieron al filo del amanecer tras abordar un autobús.

Como dirigente, Girardi es muy cuidadoso en cuanto a no herir las susceptibilidades de sus jugadores.