Cinco pasos para establecer un buen plan de negocios

La semana pasada empezamos por nombrar los primeros cinco elementos de un buen plan para el nuevo negocio. A continuación siguen los otros

— Administración. No importa si usted piensa llevar el negocio solo, o entre varios socios, es necesario explicar al interesado quiénes son los que van a estar al mando del nuevo negocio, cuál es su preparación formal y qué experiencia tiene en el este tipo de negocio. Si uno de sus objetivos es hacer que el negocio crezca en el futuro, aquí es donde se explica el tipo de persona que se necesita para lograr esa meta.

— Análisis de capital. Hace más de 300 años Miguel de Cervantes escribió: “Sobre un buen cimiento se puede levantar un buen edificio, y el mejor cimiento y zanja del mundo es el dinero”.

De todos los elementos este es el más importante porque demuestra cuánto dinero se va a necesitar para empezar y mantener el negocio, y en cuánto tiempo el negocio va a empezar a tener ganancias. Si a usted no le gustan los números, sería prudente buscar la ayuda de un contador.

—El estudio financiero se efectúa con la elaboración de tres documentos: el estado de pérdidas y ganancias (income statement), el flujo de caja (cash flow analysis), y el estado de posición financiera (balance sheet). Según Edgar Palacios, auditor público en leyes federales, estos tres documentos son fundamentales para mostrar la solidez financiera de la compañía y la habilidad de crecer.

El estado de pérdidas y ganancias, o como algunos lo llaman, el “estado de operaciones”, refleja los ingresos y los gastos que el negocio tiene durante un período específico, que puede ser mensual, trimestral o anual. Señala en términos generales si el negocio está ganando dinero o no.

El flujo de caja indica la variación del dinero en efectivo de una empresa. Sirve para indicar si el negocio va a tener suficiente dinero en efectivo en el futuro para seguir operando.

La hoja de balance, “estado de posición”, muestra la solidez de la empresa a través de una comparación entre los activos (bienes) y los pasivos (deudas) del negocio, y pone a relieve el valor del negocio en un momento dado. También indica qué posee y qué debe la empresa. Este breve bosquejo le puede ayudar al propietario a enfocarse en los puntos más importantes. Para más información, la página web en español de la Administración de Pequeños Negocios http://www.sbaonline.sba.gov/espanol) ofrece una amplia selección de datos.