Corte debate la Acción Afirmativa

Corte Suprema analizará vigencia de esa medida
Corte  debate  la Acción Afirmativa
Los magistrados tratarán de definir si debe mantenerse la Acción Afirmativa en universidades.
Foto: La Opinión - J.Emilio Fl

WASHINGTON, D.C.— Es un caso con el potencial de cambiar la vida de millones de jóvenes hispanos en el país. La Corte Suprema examinará hoy, “Fisher versus University of Texas”, donde los magistrados debatirán la vigencia y necesidad de la acción afirmativa en la educación universitaria.

Este proceso se define como una política que da un trato preferencial a un grupo que históricamente haya sufrido discriminación, en general en este categoría se incluyen diversos tipos de minorías raciales.

El caso “Fisher versus University of Texas”, cuestiona la validez de un programa de acción afirmativa en las admisiones de todos los estudiantes. La demanda contra la Universidad de Texas fue presentada por Abigail Fisher, quien alegó que el centro de estudios le negó la admisión por ser blanca. La joven enfatizó que se violaron sus derechos constitucionales, ya que se consideraron a otros estudiantes menos capacitados, pero de grupos minoritarios.

“Este caso debiera importarle a todos los ciudadanos. La integridad del sistema judicial está en juego. No existe ninguna necesidad de que la corte examine este tema […] Lo estándares educacionales en este país siguen siendo discriminatorios, por lo que se necesita de acción afirmativa en las universidades”, enfatizó Gary Bledsoe, Presidente de NAACP en Texas.

La Universidad de Texas adoptó este programa en 2003, tras la decisión de la Corte Suprema “Grutter versus Bollinger” donde se determinó que la Escuela de Leyes de la Universidad de Michigan, podría usar la raza como uno de los factores para alcanzar diversidad racial en la institución.

Texas tiene un sistema único, donde en primera instancia se selecciona a quienes estén en el 10% de los mejores alumnos de las secundarias del estado. Luego en el grupo restante de postulantes, se considera la raza, además de factores como servicio comunitario y calificaciones, para determinar el ingreso.

A las 11AM, la Corte Suprema tendrá la audiencia sobre el caso, donde se presentarán argumentos orales por una hora. En favor de Fisher hablará el abogado Bert Rein y representando a la Universidad de Texas estará Gregory Garre. El gobierno presentará una defensa de 10 minutos apoyando al centro de estudios, en la voz del defensor público, Donald Verrilli.

Al hablar del posible resultado, expertos en Corte Suprema como Lyle Deniston de Scotusblog, aseguró que la situación puede ser muy diferente a los ocurrido en “Grutter versus Bollinger”. “Esta fue una decisión de 5-4. De los jueces que estuvieron en la mayoría en esa ocasión, sólo permanecen dos, Stephen Breyer y Ruth Bader”.

El caso ya ha movilizado a diversos líderes estatales en Texas quienes han presentado documentos como “amigos de la corte”, donde han mostrado su apoyo a la universidad. “Yo personalmente simpatizo con el caso de la señorita Fisher, pero también lo hago con los miles de niños sin voz que no tienen las herramientas ni los recursos para competir”, dijo el representante estatal Trey Martinez Fischer, Presidente de Mexican American Legislative Caucus (MALC).

Al otro lado del pasillo están las instituciones que apoyan la eliminación de la acción afirmativa como política, en base a alternativas desarrolladas a nivel local.

Actualmente siete estados han prohibido el uso de acción afirmativa en las admisiones de universidades públicas. Entre ellos, Arizona, California, Florida, Michigan, Nebraska y New Hampshire. De acuerdo al nuevo reporte difundido la semana pasada por la conservadora Fundación Century, los estados representan un 28% de los estudiantes de secundaria.

El estudio apoya la efectividad de alternativas a la acción afirmativa, como las admisiones basadas en nivel socioeconómico.

Este año, en California, el tema ha generado mucha polémica, con la Proposición 209, la que en fue rechazada por la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en abril pasado. La medida tenía por objetivo, eliminar la prohibición para el uso de acción afirmativa, en las admisiones de los centros de educación superior en el estado.

Sólo 8 jueces participarán en el caso Fisher, ya que Elena Kagan se abstuvo, debido a su cargo anterior en el gobierno. En el caso de que los jueces se dividan en una fórmula de 4-4, se mantendrá la decisión de cortes menores, lo que rechazaría el alegato de Fisher.