Intentan resucitar el voto joven

Inmigración y desempleo son los temas relevantes para los latinos
Intentan resucitar el voto joven
El voto joven fue fundamental para la victoria de Obama en 2008, pero ese respaldo no es el mismo para la elección que se avecina.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.- En 2008 Barack Obama arrasó en las urnas y lo hizo gracias a los jóvenes. Muchos votaron por primera vez para apoyar al candidato, entre ellos menores de 30 años afroamericanos y latinos. Pero este ciclo electoral, el respaldo juvenil hispano se ha reducido y los esfuerzos por resucitarlo, aún no terminan.

“Votaré por el Presidente. Él está a favor de una reforma migratoria. Hizo la acción diferida. Mitt Romney, en cambio, ha dicho que vetaría el Dream Act”, enfatizó la panameña Lydia Aalther Rodríguez, de 22 años y quien obtuvo su nacionalidad en 2004.

“No voté en 2008, porque no estaba muy al tanto de lo que pasaba con las campañas y me había mudado. Ahora, estoy estudiando ciencias políticas y quiero participar”, agregó. Al recordar la elección pasada, esta joven habla con un destello de nostalgia. No es para menos, ella, así como las campañas demócrata y republicana, saben que el ambiente es muy diferente ahora.

En 2008, uno de cada seis electores hispanos fue a las urnas por primera vez. La mayoría de ellos eran jóvenes de color, ilusionados con el mensaje de cambio.Ahora, un reciente estudio de Latino Decisions, realizado a 259 hispanos de entre 18 y 30 años, con un margen de error de 6.1%, mostró que en comparación con 2008, un 39% de los jóvenes dijo estar más entusiasmado en participar en esta elección, mientras un 38% indicó lo contrario y un 13% declaró que no había diferencia.

Más aún, cuando se analizaron sus preferencias, un 62% se inclinó por Obama y un 32% por Romney. El resto de los hispanos mayores de 30, favoreció al mandatario por un 72%. En contraste sólo un 20% prefirió al candidato republicano. “En general la gente piensa que las preferencias por Obama entre los jóvenes serán más altas que en el resto de la población. Esta cifra es sorprendente y nos ha llamado la atención”, dijo Matt Barreto, director ejecutivo de Latino Decisions.

La fuerte recesión económica, el desempleo, la ausencia de una reforma migratoria, DREAM Act y el récord de deportaciones, ha mermado el apoyo de los jóvenes hispanos hacia el mandatario.

Es por eso que las campañas han trabajado fuerte para capturar el entusiasmo de este grupo. Medidas como la acción diferida (DACA) para quienes se verían beneficiados por el Proyecto de Ley del Sueño (Dreamers), se han convertido en un factor relevante en este nuevo escenario político.

Cientos de Dreamers se han desplegado en zonas clave del país, para llegar a más jóvenes. “Hemos estado bastante involucrados en el registro de votantes latinos. No les decimos por quién votar, pero queremos que la gente sepa qué se está arriesgando y qué se ha hecho en inmigración”, cuenta Marisol Valero vocera de United We Dream. “Por otro lado, sabemos que la decisión de instaurar DACA trajo consecuencias políticas positivas para el Presidente, pero nosotros trabajamos muy duro para que pasara y es injusto que él se lleve todo el crédito. Todavía tenemos padres, primos, tíos en proceso de deportación y no nos olvidamos de eso”, agregó.

“Antes de esta temporada, los latinos habían estado frustrados con el Presidente por su fracaso en aprobar una reforma migratoria y el Dream Act. Pero pienso que ahora que estamos entrando a la fase final de la elección, los votantes hispanos están más involucrados con la situación política y parecen estar apoyando fuertemente a Obama”, explicó Geoffrey Skelley, analista de Sabato’s Crystal Ball.

El desempleo ha sido otro elemento clave al hablar del voto juvenil en el país. Mientras la semana pasada la tasa de desocupación a nivel nacional bajó por primera vez de 8%, la falta de empleo para los jóvenes siguió en niveles exorbitantes. El promedio para personas entre 18 y 19 años fue de 22.8%, mientras en el segmento de 20 a 24 años, alcanzó el 12.4%.

“Muchos jóvenes estamos preocupados por lo que va a pasar cuando salgamos de la universidad. Sabemos que la situación económica nacional es difícil, pero eso no lo generó Obama y no se arregla de un día para otro”, dijo Leonardo Curiel, de 21 años, voluntario de la campaña demócrata en La Florida.”Apoyo al Presidente porque ayuda a los recién graduados para encontrar un trabajo bueno y por los cambios que ha hecho en los préstamos estudiantiles. Su reforma de salud ayuda a los estudiantes a quedarse en el seguro de sus padres hasta los 26 años”, comentó.

Precisamente, la preocupación por el desempleo juvenil parece ser uno de los pocos temas en que coinciden ambos partidos, aunque con soluciones diferentes. “Las personas están más interesadas en temas económicos y de empleo. Los jóvenes están enfocados en la desocupación y en cómo estamos gastando el dinero. Romney tiene un plan para desarrollar la economía, la gente ve que el tiempo ha pasado y el Presidente no ha podido hacer el trabajo”, Julio Quiñonez, de 22 años y voluntario de la campaña Romney.

Ahora en la recta final, cada voto es clave para el triunfo, en una de las elecciones más reñidas de la última década. Sólo entonces se verá si el romance entre Obama y la juventud hispana sólo tomó un descanso o rompió para siempre, el encanto de la primera cita.