Tecnología cambia la manera de vender

La adopción de tecnologías por parte de los consumidores obliga a la industria minorista a repensar su modelo para impulsar sus ventas
Tecnología cambia la manera de vender
Un estudio reciente indica que en Estados Unidos 42 por ciento de los consumidores utiliza "smartphones" para realizar compras relacionadas con artículos de vestir, mientras que 48 por ciento para adquirir productos electrónicos.
Foto: Archivo

México – La adopción de tecnologías por parte de los consumidores obliga a la industria minorista o retail a repensar su modelo operativo para impulsar sus ventas y la calidad del servicio, señaló la firma Deloitte.

Ahora, dijo, muchos consumidores utilizan teléfonos inteligentes, tabletas o aplicaciones comerciales para navegar en Internet y acceder a redes sociales para encontrar información sobre productos y servicios, leer comentarios de clientes, comparar precios o adquirir algún producto.

Un estudio reciente indica que en Estados Unidos 42 por ciento de los consumidores utiliza “smartphones” para realizar compras relacionadas con artículos de vestir, mientras que 48 por ciento para adquirir productos electrónicos.

En México, datos de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), indican que en 2011, tres de cada 10 internautas realizaron una compra debido a la recomendación encontrada en el sitio web de la tienda donde compran, y 52 por ciento de los usuarios de Internet que siguen marcas en las redes sociales lo hace para conseguir ofertas.

En su estudio “La próxima evolución: tienda 3.0. Una perspectiva ejecutiva sobre la planificación de la tienda de retail del futuro”, Deloitte afirma que con estos cambios importantes, el sector retail encuentra dificultades para seguir el ritmo de evolución de los usuarios en términos de actitudes y expectativas.

“Ha llegado a una encrucijada en la que tienen que repensar la forma en que pueden transformar su tiendas, estrategias y modelos operativos, migrando al concepto de una tienda 3.0, que les permita generar lealtad y tener una mayor cartera de clientes; de igual forma, cómo reconfigurar su talento y las operaciones bajo este nuevo concepto”.

La empresa de consultoría estima que no será fácil para los minoristas evolucionar de la actual manera de hacer negocios a una tienda “formato 3.0™, ya que las soluciones que tendrán que ofrecer deben ser personalizadas según el tipo de ambiente en que se desenvuelve el consumidor.

En primer lugar, deben tomarse el tiempo y el esfuerzo para comprender a fondo lo que sus clientes quieren y luego tomar las medidas y realizar las inversiones necesarias para lograr que esto suceda.

Deloitte hizo algunas recomendaciones a las empresas de retail, con el objetivo de obtener una ventaja competitiva en el mercado: definir la estrategia futura de las tiendas; mejorar la experiencia del cliente; invertir en embajadores de marca, y adoptar tecnología.

Además, las empresas de retail deben considerar cómo las nuevas tecnologías pueden complementar la experiencia de compra dentro de la tienda física y soportar las operaciones de la misma.

De acuerdo con la firma, muchas compañías evalúan la posibilidad de contar con tecnología Wi-Fi para utilizar programas de lealtad, pagos móviles y disponibilidad de productos, entre otros.