Medicina oriental: una alternativa para quienes buscan ser mamás

Lograr un embarazo a pesar de los problemas de salud, requiere armonizar el organismo integralmente.
Medicina oriental: una alternativa para quienes buscan ser mamás
La medicina oriental ha demostrado su efectividad para tratar problemas de infertilidad.
Foto: Wikimedia

Con más de 2 mil años de práctica, la medicina oriental se presenta como una alternativa altamente exitosa para combatir la infertilidad. En comparación con la medicina occidental, duplicaría la cantidad de embarazos.

Si te decimos “el alma es el amo del ser humano”, posiblemente no estés en desacuerdo. ¿Acaso nunca sentimos que cuando estamos tristes o desanimadas nos faltan fuerzas y hasta enfermamos? La energía que corre por nuestro cuerpo muchas veces determina el cómo nos sintamos y también puede enfermarnos o sanarnos.

Esto es justamente lo que tiene en cuenta la medicina tradicional oriental, que a diferencia de la occidental, trata de sanar al paciente de manera integral: cuidando su cuerpo, pero también su alma.

Mientras que para la mayoría de los médicos occidentales el paciente está compuesto de moléculas, células, tejidos y órganos -todos elementos tangibles- y la cura de malestares debe salir de remedios, radiografías, operaciones y demás, para los chinos somos cuerpo y alma, y nuestro bienestar depende del correcto equilibrio entre ambos.

Es por este acercamiento integral que un estudio que siguió a 1,851 mujeres con problemas de fertilidad demostró que la medicina tradicional china sería más efectiva que técnicas tan avanzadas como la fertilización in vitro.

A las mujeres se las separó en tres grupos: el que trató de concebir con la medicina de oriente, el que probó con drogas de fertilidad y el que intentó con fertilización in vitro. Del primer grupo, un 60 por ciento logró el embarazo, mientras que en los otros dos grupos restantes, aquellos que usaron técnicas “más científicas y convencionales”, solo el 30 por ciento tuvo éxito.

“La medicina herbal china parece ser una buena alternativa para tratar la infertilidad femenina, mucho mejor que la medicina occidental”, confiesa la Dra. Karin Ried, autora principal del estudio. El éxito se debería al hecho de que la medicina de oriente tiene en cuenta tanto los procesos físicos como los mentales, y así se determina mejor cuál es el momento adecuado para suministrar las hierbas.

El proceso de buscar un bebé puede para muchas resultar difícil, pero más allá del método que utilices para lograrlo y sin importar si recurres a la medicina oriental o no, recuerda la concepción del ser humano como cuerpo y alma: muchas veces la clave está en cuidar esto último.

// <![CDATA[var contentId=281474979034098;//