Música: No sé lo que digo, pero me gusta

Hay cantantes que globalizan la industria de la música latina con ritmos movidos y bailes contagiosos y tradicionalmente, el fenómeno de la globalización o el intercambio de negocios e ideas populares entre países del mundo es unidireccional: de los Estados Unidos a otros países.

Sin embargo, ‘Gangnam Style’, la canción interpretada por el rapero coreano PSY, podrá ser la número uno en los Estados Unidos en la lista ‘Billboard Hot 100’ de sencillos más vendidos esta semana. En el video musical, visto por más de 300 millones en la página de videos YouTube, el cantante imita a un caballo galopando y su coreografía, quizás porque causa humor y es poco complicada para reproducir, se presta para crear parodias. Más de 180,000 videos referentes al estilo coreano han sido subidos a YouTube.

El mismo cantante le enseñó la danza a la reina del pop Britney Spears, cuyo nombre es sinónimo de la música pop. Spears se sumó a lista de seguidores y aprendió el baile durante el programa televisivo ‘Ellen’.

PSY no es el único cantante del extranjero diversificando las carteleras en los Estados Unidos, dominadas por el inglés y español. Michel Telo, el cantante brasilero, interpretó unas de las canciones más populares del 2011, su melodía de amor ‘¡Ai Si Eu Te Pego!’.

Sin saber qué están cantando, las multitudes en los Estados Unidos mueven sus bocas para imitar el sonido de las letras de las canciones exóticas y también con su aceptación invierten en la globalización de la industria musical y la unificación de gustos populares; pero esta vez no son los cantantes norteamericanos movilizando a la gente.