Velan en Queens cuerpo de Polanco

Hoy podría conocerse si el caso de la muerte del joven dominicano a manos de un detective será asignado a un Gran Jurado

Los escenarios no podían ser más distintos: Anoche, mientras en Queens Cecilia Reyes lloraba y a gritos pedía ante el cadáver de su hijo Noel Polanco que por favor no la dejara, que era “su bebé”, en Manhattan el Comisionado de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly, tocaba los tambores celebrando la Herencia Hispana.

Una herencia que Reyes, su familia, vecinos y amigos no han podido celebrar porque el pasado jueves en la madrugada el detective de la policía de Nueva York Hassan Hamdy le disparó de muerte a Noel Polanco, el único hijo varón, “el hombre de la casa” de esta familia de sangre dominicana.

Anoche, mientras los oficiales de la Policía celebraban, cientos de hispanos acudieron al funeral de Polanco en la Funeraria Kearns en Queens. Fue la primera vez que doña Cecilia vio a los restos de su hijo desde el fatal incidente y las escenas de dolor son indescriptibles con palabras.

La mujer, que ha dicho que no descansará hasta lograr que se haga justicia por la muerte de su hijo, le hablaba al cadáver de Noel como si todavía estuviera vivo y le imploraba que no la dejara sola. Sus palabras, abrigadas con gemidos de dolor, provocaban lágrimas en cada uno de los asistentes en la sala en la cual fue velado el cuerpo del joven dominicano de 22 años.

Todos los asistentes coincidieron en que lo único que quieren es que esta muerte no quede sin castigo.

Kelly dijo el pasado lunes que un Gran Jurado tendría que examinar lo ocurrido en la madrugada del pasado jueves 4 de octubre, cuando la Policía ordenó a Polanco que detuviera el auto que manejaba porque alegadamente lo hacía de forma errática. Supuestamente cuando le pidieron que subiera las manos el joven se dobló y al detective le dio la impresión de que era para buscar un arma bajo el asiento por lo que le disparó.

Sin embargo, el testimonio de la cantinera Diana Deferrari, quien viajaba de pasajera de Polanco junto a la agente suspendida Vanessa Rodríguez, difiere de la versión de la Policía. La mujer, a la cual la bala que mató a Polanco le pasó frente al rostro, dice que el conductor nunca despegó las manos del guía.

Así las cosas, la respuesta oficial que urge conocer es cómo esta detención por una supuesta infracción a las leyes de tránsito culminó con la muerte del joven desarmado y miembro de la Guardia Nacional de los Estados Unidos.

Mientras tanto hoy se informó que doña Cecilia Reyes tendrá una reunión sobre el caso con el fiscal de Distrito de Queens, Richard Brown. Sería él quien le confirmaría si el caso será referido a un Gran Jurado. Al finalizar la junta, el abogado de la familia hispana podría informar cuál será el siguiente paso.