Zumba: diversión asegurada en el gym

Anímate a probar esta manera de ejercitarte que, además de efectiva, es divertida.
Zumba: diversión asegurada en el gym
Prueba a asistir a clases de zumba con tus amibas y te divertirás más.
Foto: Shutterstock

Tu mejor amiga odiaba hacer ejercicio y tenía unos kilitos de más. Sin embargo, últimamente la has notado más delgada, alegre y varias veces en la semana te dice que no puede verte porque irá al gimnasio.

¿Qué podría haber pasado? Seguramente ha encontrado una nueva clase que realmente le gusta y la está ayudando a perder peso: zumba. Te contamos de qué se trata esta nueva forma de ejercitarse que está causando furor en el mundo.

Nació en Colombia casi por error: un instructor de aerobics -Alberto “Beto” Pérez- había olvidado la música con la que regularmente daba sus clases, por lo que improvisó con melodías de salsa y merengue que él típicamente escuchaba y bailaba.

Mágicamente, la sala se llenó de alegría, la gente bailaba y se movía sin parar. Estaban disfrutando; no sentían como tortuosa esa hora de entrenamiento. Así nació Zumba, disciplina que trascendió las fronteras colombianas luego de que Beto se mudara a Miami. Hoy son 14 millones de personas en el mundo las que semanalmente realizan este programa de ejercicio que, honestamente, no se vive como tal.

De qué se trata

Piensa en cuando vas a una fiesta. Estás con tus amigas y el tiempo vuela mientras te diviertes dejándote llevar por la música. Esta disciplina aeróbica es igual: por una hora, lo único que debes hacer es mover tu cuerpo al compás de ritmos principalmente latinos como la salsa o el merengue pero también hay géneros como el hip hop o el árabe. El goce es tal que puedes quemar hasta 800 calorías casi sin darte cuenta.

Es ideal para quienes aman bailar pero no exclusiva para ellos: en sus clases se ven a hombres y mujeres, a latinos y no latinos, a flacos y gordos, a jóvenes, ancianos y hasta a embarazadas. Todos pueden hacerlo ya que cada uno está invitado a seguir su propio ritmo. Lo importante es el movimiento continuo y el disfrute.

Los resultados

“En 2010 era una mujer de 41 años, divorciada y obesa. ¡Zumba cambió mi vida! Es divertido y te sientes feliz haciendo ejercicio. Perdí 131 libras y estoy más flaca que hace 20 años. ¡Todavía no he alcanzado mi peso deseado pero lo haré pronto gracias a Zumba!”, testifica Ángela María en un sitio sobre esta modalidad de ejercicio. No es la única. Fueron muchos a quienes zumba ayudó a perder de peso, principalmente gracias al hecho de que muchos encontraron aquí una actividad que realmente disfrutaban.

Cada vez hay más gimnasios que ofrecen estas clases y -debido a la gran cantidad de asistentes- se dictan en más de un horario. ¿Tú ya la probaste? Te la recomendamos.

// <![CDATA[var contentId=281474979035402;//