Té de tila: usos y propiedades

Sorpréndete con los múltiples beneficios que esta infusión ofrece a tu salud.
Té de tila: usos y propiedades
Bebe té de tila regularmente y experimentarás un alivio generalizado.
Foto: Wikimedia

Sufres de jaqueca, ansiedad, presión alta, resfrío o estrés? ¿Necesitas relajarte? Entonces el té de tila (o tilo) puede ser bueno para ti. Proveniente de un hermoso árbol, en especial flores y corteza guardan los beneficios que esta hierba trae para la salud.

El efecto relajante de la planta de tilo se siente de forma particular en el sistema cardiovascular, en especial cuando se presenta hipertensión, ya que posee acción hipotensiva, es decir, que baja la presión de la sangre. Además, se ha observado la capacidad de restaurar las paredes de los vasos sanguíneos.

Sus maravillas

Un resumen, el uso y propiedades del té de tilo es el siguiente:

  • 1. Diaforético: ayuda a mejorar el resfrío común y otras infecciones respiratorias gracias a su capacidad para estimular la transpiración. Ello ayuda al sistema inmunitario a luchar contra una infección de este tipo.
  • 2. Antiespasmódico: ayuda a músculos que se estén contrayendo de forma desordenada a volver a su estado normal, controlando además el color que esto trae. Alivia síntomas del colon irritable y diversos cólicos o espasmos en el sistema digestivo y reproductor.
  • 3. Relajante y somnífero: tiene efecto sedante sobre el sistema nervioso. Ayuda a quienes padecen nerviosismo, estrés e insomnio, alivia sus síntomas. En caso de padecer mucha ansiedad, se recomienda beber al día 2 o 3 tazas de té de tila en infusión, unos 15 minutos después de las comidas. En caso de insomnio, una taza antes de acostarse.
  • 4. Anti-inflamatorio: tiene la cualidad de desinflamar músculos u órganos inflamados, por lo que disminuye el dolor de esa condición. Recomendado para torceduras, golpes y reumatismo. Pueden beberse 2 a 3 tazas diarias.
  • 5. Diurético: ayuda a eliminar líquidos sobrantes del organismo. Puede beneficiar a quienes padecen edema pulmonar y variedad de infecciones respiratorias del tipo bronquitis.
  • 6. Vasodilatador e hipotensor: ayuda a relajar los vasos sanguíneos y a disminuir la presión de la sangre. Estas propiedades le convierten en eficaz para prevenir diversas enfermedades cardiovasculares como el infarto cardíaco y la trombosis, así como para mejorar algunas ya existentes tales como várices, hipertensión y arteriosclerosis.
  • 7. Digestivo y carminativo: se reportan beneficios en una amplia variedad de problemas al sistema digestivo, entre ellas: dispepsia biliar, intolerancia a las grasas, diversos tipos de cólicos, mejora la disfagia o dificultad para tragar, alivia la flatulencia ayudando a eliminar gases e hinchazón. En especial ayuda al hígado y la vesícula biliar, facilitando la expulsión de cálculos y mejorando el flujo de bilis.
  • 8. Analgésico: alivia diversidad de dolores, sea por su acción antiespasmódica, anti-inflamatoria o relajante. Aparte de las condiciones ya mencionadas, es muy beneficiosa para quienes sufren dolor de cabeza lacerante, migraña o jaqueca. Se aconseja beber 2 o 3 tazas diarias para alivio y prevención.

Si bien el tilo es una hierba natural y, como tal, es preferida por quienes buscan lo más sano, es recomendable consumirla en forma moderada. Si estás embarazada, debes consultar primero a tu médico.

Para prevenir se recomienda no superar las tres tazas diarias y para mejorar una afección en curso, no subir de cuatro. Y recuerda informar siempre a tu médico tratante ante cualquier duda en el uso de medicina natural alternativa, en caso de haber una contraindicación con algún medicamento químico que consumas.