Hoy deben dar vuelta a la página

Chivas juega su última carta para seguir en la pelea; Atlas, el orgullo

GUADALAJARA, México.- Desdibujados, así llegan las Chivas y el Atlas al Clásico Tapatío.

Aunque en el Rebaño se aferran a pensar que la clasificación está en sus manos y que para ello tienen que ganarle hoy a los Zorros, lo exhibido a lo largo del torneo no es nada alentador para la afición rojiblanca, que hoy tiene la esperanza de que el Guadalajara le gane a los rojinegros en el Estadio Omnilife.

Del lado visitante no hay nada por qué pelear, los dirigidos por Tomás Boy buscan salvar el torneo venciendo al odiado rival de la Ciudad, sin embargo, el hecho de solamente llevar un triunfo en todo el torneo tampoco hace motivante el panorama para los de Colomos.

El de esta tarde será el tercer juego oficial dentro de los clásicos tapatíos que se juega en el Omnilife; en los 2 anteriores los Zorros pueden presumir que los locales no les han ganado.

Además, todavía se recuerda el 3-0 que el Atlas le propinó al Rebaño a finales de 2011 en un partido amistoso también en la nueva casa de las Chivas, cuando todavía los dirigía Fernando Quirarte, justo cuando comenzaba a hacerse más latente la crisis rojiblanca.

El golpe anímico que recibieron las Chivas a media semana, al ser eliminados de la Concacaf Liga Campeones por el Xelajú de Guatemala, es algo que a decir de los rojiblancos quedó superado; hoy tienen que demostrar que es así.

Con un triunfo sobre Chivas, en el Clásico Tapatío, Atlas salvaría la pésima temporada que ha tenido, así lo afirmó Jorge Enríquez, quien descartó que su equipo viva algo similar si gana este encuentro.

“Yo espero al mejor Atlas, siempre se especulan muchas cosas, pero sabemos que estos partidos son diferentes, ellos olvidan lo que ha pasado y salvan la temporada si nos ganan, entonces harán su mejor partido, así que esperamos al mejor Atlas y esperamos un duelo muy interesante”, dijo.

El “Chatón” descartó que el Rebaño Sagrado pueda vivir una situación similar si sale avante de este compromiso, ya que la única forma de borrar todo lo que han hecho en el Torneo Apertura 2012 es con un boleto a la fase final.

“No lo siento así, salvaríamos la temporada si ganamos los tres partidos que quedan y pensar que podemos calificar a la fase final”, indicó en entrevista telefónica.

Aunque aceptó que su eliminación en la Liga de Campeones de la Concacaf fue un golpe muy duro pese a la victoria 2-1 del pasado jueves sobre Xelajú, dejó en claro que deben olvidarlo y enfocarse en lo que viene.

“Rescatar lo bueno que se hizo, que propusimos el partido, que buscamos siempre ganar, hay que darle vuelta a la página, pensar en un partido tan importante como el del fin de semana en el que es vital ganar y tratar de darle una alegría a la gente”, estableció.

Pese a que ambas escuadras llegan a este cotejo con números muy pobres, el campeón olímpico en Londres 2012 descartó que el Clásico Tapatío pueda estar devaluado.

“Para nada, son partidos diferentes, son juegos en los que se olvida todo, donde se juega el orgullo y el prestigio, por lo que debemos salir a ganar a como dé lugar”, acotó.