Ponen oído a la pelota

Una escuela enseña a ciegos a jugar tenis y así ampliar horizontes
Ponen oído a la pelota
Austin Benavidez, que es ciego, practica su servicio en una clase de tenis en la escuela de Fremont, en el norte de California.
Foto: AP

FREMONT.— Aprender a jugar al tenis es difícil. Pero aprender a jugar sin poder ver quizás resulte impensable.

Eso es lo que los estudiantes de la Escuela para Ciegos de California intentan lograr. Están aprendiendo un tipo de tenis adaptado para las personas con discapacidades visuales, y de esta forma buscan ampliar los horizontes de lo que las personas ciegas pueden hacer.

El recinto escolar, que cuenta con apoyo estatal, ubicado en Freemont, es una de las tres escuelas en EEUU para personas ciegas que recientemente comenzó a enseñar este tipo de tenis adaptado, inventado en Japón en la década de 1980. Un grupo sin fines de lucro llamado Tennis Serves está trabajando para promover el deporte en todo el país.

“Hasta que vine a esta escuela, no sabía que alguien que no puede ver podía jugar al tenis”, dice un estudiante llamado Jonathan, de 16 años y residente de Modesto. La escuela se negó a divulgar el apellido del estudiante, citando las leyes estatales que protegen la privacidad de los estudiantes con discapacidades.

El tenis para ciegos se juega en una cancha más pequeña, con una red más baja y raquetas con la parte superior más grande y los mangos más cortos. Se pega una cuerda al piso para que los jugadores puedan sentir los límites con los pies.

Los jugadores usan una pelota de espuma rellena con bolines de metal que hacen ruido al golpearlos, lo que les permite ubicar la pelota cuando toca el suelo o choca contra la raqueta. Luego del servicio, los jugadores deben devolver la pelota sin dejar que pique más de tres veces.

“Lo más difícil de enseñar es el momento en que deben pegarle a la pelota”, dice Sejal Vallabh, la fundadora de Tennis Serves, de 17 años. “Poder oír la pelota, ubicarla usando la audición y pegarle en el preciso momento en que la pelota llega es algo muy difícil de enseñar”.

Mientras que los jugadores con experiencia pueden mantener la pelota durante largos períodos de tiempo, solo lograr que la pelota pase la red puede ser un desafío para los principiantes.

Durante una visita reciente a la Escuela para Ciegos de California, la mayoría de los estudiantes le pegaban a la pelota hacia el suelo, contra la red o al techo y las paredes. Podían devolver pocas pelotas, pero los maestros dicen que algunos están adquiriendo esta capacidad.

El tenis para ciegos se inventó en 1984 por Miyoshi Takei, un estudiante japonés ciego de la preparatoria que diseñó y adaptó la pelota y ayudó a que el deporte ganara popularidad en Japón y en otros países asiáticos.

Vallabh está trabajando con estudiantes de ingeniería de Harvey Mudd College en Claremont, para diseñar una pelota que emita pitidos en forma constante para ayudar a los jugadores ciegos a localizarla.

En la Escuela para Ciegos de California, los miembros del personal dijeron que habían tenido muchas dudas cuando Vallabh les propuso inicialmente enseñar este deporte adaptado.

“Pensábamos, ‘¿Cómo vamos a enseñar tenis?’”, dijo Mary Alice Ross, que enseña educación física adaptada. “Mi colega dijo, ‘El tenis es como enseñar fútbol. No es algo que podamos hacer’”.

La Escuela para Ciegos de California, que cuenta con unos 90 estudiantes entre 5 y 22 años de edad, ofrece muchas actividades deportivas y deportes adaptados, entre ellos boliche, remo, natación, excursionismo, patinaje sobre hielo y goalball.

El tenis es uno de los deportes más difíciles para las personas con discapacidades visuales, pero también ofrece una gratificación muy especial, dicen los maestros.

Un estudiante de 12 años llamado Sebastián, dijo que la primera vez que oyó hablar de este deporte adaptado le causó mucha sorpresa.

“¿Tenis? ¿Cómo pueden jugar al tenis las personas ciegas?”, preguntó. “Pero después sentí que las personas ciegas pueden hacer todo lo que quieran. Si te pones una meta, puedes conseguirlo”.

Alrededor de la web