Una advertencia importante

De acuerdo con una nueva e importante advertencia emitida hace unos días por la Comisión Federal de Comercio (FTC), solo la AAA y la AATA pueden emitir permisos de conducir internacionales a titulares legítimos de licencias de conducir de los Estados Unidos.

Esta acción fue provocada porque 19 comerciantes con sitios Web estaban infringiendo la ley al vender documentos que se promocionan falsamente como sustitutos legítimos de los permisos de conducir internacionales que proveen la AAA y la AATA. Grupos de consumidores y agentes de la ley habían denunciado que en algunos casos los documentos se estaban promocionando como identificación legítima para inmigrantes indocumentados en EEUU. La FTC señaló que los sitios Web de esos comerciantes contienen varias declaraciones falsas acerca de la documentación, como las siguientes:

Establece el derecho de una persona a conducir en países extranjeros.

Otorga un estatus oficial o se la reconoce como tal.

Cumple con los requisitos de todas las Convenciones de las Naciones Unidas sobre la circulación vial.

Cumple el mismo propósito que un permiso de conducir internacional.

Da prueba de la validez de la licencia de conducir nacional de una persona.

Permite que las personas conduzcan en países extranjeros sin experimentar problemas de barreras idiomáticas.

Cumple con el requisito de una empresa de alquiler de automóviles de que el locatario posea un permiso de conducir internacional.

Puede utilizarse para adquirir un seguro de automóvil.

Puede utilizarse como documento de identificación de la misma forma en que una persona puede usar un documento de identificación con fotografía emitido por el Gobierno.

Según la FTC, todas esas afirmaciones de los sitios Web son falsas y aconseja a los comerciantes que revisen tales sitios para identificar todas las declaraciones engañosas.

Un permiso de conducir internacional (IDP) es un documento oficial creado por tratados internacionales que ofrecen la traducción de la licencia de conducir nacional de una persona a numerosos idiomas extranjeros. Conforme a estos tratados los residentes de un país específico deben obtener un IDP en una organización o agencia gubernamental designada por ese país.

La única traducción oficial de la licencia de conducir nacional de una persona es un IDP emitido por una organización o agencia designada por el Gobierno del país. Ningún documento emitido por cualquier otra organización, persona o empresa cumple con los requisitos estipulados en estos tratados. El Gobierno de EEUU ha designado solo a dos organizaciones para emitir los IDP a titulares legítimos de licencias de conducir en el país: la Asociación Automovilística Estadounidense (ATA) y la Alianza Estadounidense de Automovilismo y Turismo ( AATA).