Cierran parcialmente dos plantas nucleares

Sin embargo se dice que están construidas para superar las fuerzas naturales más severas

WASHINGTON, D. C. (EFE).— Las compañías de energía nuclear Entergy Nuclear y PSEG Power, que operan en el área de Nueva York, informaron ayer que cerraron parcialmente sus plantas tras el paso de “Sandy”.

La compañía Entergy Nuclear cerró la unidad 3 de la central nuclear Indian Point, situada a 60 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, debido a un problema eléctrico externo, informó en un comunicado en el que indicó que no ha habido “ningún riesgo” para el público.

“Las plantas nucleares están construidas para superar las fuerzas naturales más severas”, indicó en un comunicado John Herron, el presidente y consejero delegado de Entergy Nuclear, quien añadió: “hemos visto muestra de ello otra vez con el huracán ‘Sandy'”.

La compañía informó además que ha estado trabajando en conjunto y desde la semana pasada con la Comisión Reguladora Nuclear y la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) en los distintos preparativos de seguridad.

La unidad 2 de esa central opera con normalidad junto con las plantas de FitzPatrick y Pilgrim, aunque la de Vermont Yankee ha reducido su potencia hasta un 88%.

La unidad 2 de Indian Point genera unos dos mil megavatios de electricidad para hogares, negocios y edificios de la ciudad de Nueva York y para el condado de Westchester, en Nueva York.

Por su parte la compañía PSEG Power, que ofrece suministro en el área de Nueva Jersey, estado contiguo al de Nueva York, informó que cerró la unidad de Salem 1 en el río Delaware cuando cuatro de las seis bombas de circulación de agua quedaron fuera de servicio por el impacto de “Sandy”.

La unidad fue apagada manualmente “sin problema” y la planta, con capacidad para producir mil 175 megavatios, está “estable”, según indicó en un comunicado.

La compañía informó asimismo que había activado equipos de respuesta en caso de que fuera necesario, los cuales ya había movilizado en días previos.

La unidad de Salem 2 permanece desconectada desde el 14 de octubre por trabajos de mantenimiento mientras que la unidad de Creek, con capacidad para generar unos mil 219 megavatios, opera a plena potencia.