En el Paseo de la Fama siempre es Halloween

Todos los días es Halloween en el Paseo de la Fama de Hollywood.

En el Paseo de la Fama siempre es Halloween
Segundo Varas, de Lima, se disfraza del payaso Papelito en el Paseo de la Fama de Hollywood.
Foto: EFE

Los hispanos que se disfrazan de personajes de películas en el Paseo de la Fama del Hollywood Boulevard aseguran que en esa calle la esperada fiesta de disfraces de octubre se celebra todos los días del año.

“Nosotros no esperamos a que llegue el día de las brujas, como mucha gente lo está esperando, en cambio yo los 365 días del año trabajo [disfrazado], me disfrazo de Mickey Mouse”, dijo Víctor Guerrero, originario del pueblo de Río Grande, en el estado mexicano de Zacatecas.

“Hay muchos que se disfrazan de diferentes personajes de las películas, ya sea de terror, ya sea para niños, pero aquí no esperamos a que sea el día de las brujas, aquí todos los días los trabajamos como que si fuera el día de las brujas”, destacó.

A Guerrero le acompaña la guatemalteca Jacquelin Rubio, disfrazada de Minnie Mouse, y juntos posan para tomarse fotografías junto a los turistas que les regalan propinas.

Estos hispanos se preparan, como en otros días festivos, para recibir a los turistas la tarde del próximo 31 de octubre cuando a esa calle muchos llegarán disfrazados a celebrar el día de las brujas.

“Cuando los niños están de vacaciones toda la gente de otros países o gente que vive en Estados Unidos se disponen a viajar por todo el país”, dijo Rubio, enfundada dentro del traje de Minnie Mouse. “Precisamente esto es en California y aquí [en las aceras del Paseo de la Fama de Hollywood] la gente no cabe”.

Rubio contó que además de la pareja Mouse, sobre el andén de las estrellas hollywoodenses muchos de los visitantes se llevan la sorpresa de escuchar hablando español, con diversos acentos de países latinoamericanos a personajes como Superman, El Hombre Araña, La Mujer Maravilla, El Zorro, El Pato Donald, Hello Kitty, Elvis Presley, un Transformer y varios payasos.

“Representar a estos personajes es nuestro pequeño negocio y nunca faltamos de viernes a domingo, porque es cuando más propinas nos da la gente y de eso vivimos”, explicó Rubio.

“En ocasiones vemos a padres de familia que les dicen a sus hijos que no quieren que se tomen fotos con nosotros, porque tienen que darnos una propina, para no ver a los niños tristes nosotros les decimos a los papás que está bien si no pueden darnos propina, pero que le tomen fotos a sus niños con nosotros, porque lo que nos importa es que esos niños se sientan felices aquí”, aclaró.

Segundo Varas, originario de Lima, Perú, disfrazado del payaso Papelito además de posar para fotos con los visitantes vende coloridos globos.

“[En el Paseo de la Fama de Hollywood] todos los días hay disfrazados y los niños eso es lo que vienen a ver, a los hombres disfrazados”, dijo Varas.

“Ellos piensan que son los personajes de la televisión, del cine, ellos no piensan que son personas de su casa que vienen acá a conseguir dinero, su idea es que son personas que están en el cine y del cine se han venido para acá”, aseguró.

Varas, que en la capital peruana hace 30 años trabajó en circos, al emigrar a EEUU y no encontrar empleo decidió retomar su personaje, el payaso Papelito, para acudir todos los días al Paseo de la Fama de Hollywood.