¿En serio Sr. Presidente? ¿Usted aprobó este mensaje?

De todos los anuncios políticos en la televisión últimamente instando por quién votar, ninguno me ha chocado tanto -como madre de una niña- que el mas reciente anuncio del presidente estadounidense. En el anuncio, Lena Dunham, de 26 años de edad y creadora y protagonista de la serie de HBO “Girls” (Muchachas), sugiere que la primera vez que uno vota debe ser tan especial como la primera experiencia sexual con un hombre.

La cosa es que el anuncio político no fue distribuido por un grupo independiente, sino por la campaña del presidente Barack Obama. Como madre, para mi es inaceptable que el mandatario estadounidense fuera tan lejos en un acto de desesperación por conseguir el voto de los jóvenes. En el anuncio, Dunham dice “Tu primera vez no debería ser con cualquiera. Usted quiere hacerlo con un hombre maravilloso… alguien que realmente se preocupa y entiende a las mujeres.”-refiriéndose a su voto por el candidato presidencial demócrata.

Sin embargo, las mujeres han perdido siete veces más empleos que los hombres durante los últimos años, hemos visto la taza mas alta de mujeres viviendo bajo el nivel de la pobreza en 17 años y más de 6 millones de niños Hispanos viven en la pobreza. Ni hablar del aumento de impuestos bajo la ley de Asistencia Asequible (ACA) del presidente Obama que prometen ser una carga a las mujeres, especialmente las madres solteras.

Según la Oficina de Presupuesto del Congreso, las sanciones tributarias en el marco del ACA equivalen a aproximadamente el 2,5 por ciento del ingreso bruto ajustado que afectara a 6 millones de personas de la clase media o de bajos ingresos – la mayoría de las cuales son madres solteras y cabeza de familia – y que no satisfacen la “participación cualificada” de un seguro de salud. También afecta a 10,2 millones de empresarias (Censo de EE.UU.) – 1 de cada 10 hispanas – que acabarán pagando una multa de impuestos de al menos $2,000 por empleado si no participan. Hay incluso un impuesto del 10% que impactará en su mayoría a profesionales de los centros de bronceado, cuyas propietarias son mayormente mujeres, al igual que su clientela femenina que son las que más utilizan sus servicios.

Luego está el factor de la dependencia. Parece que el presidente piensa que las mujeres deberán depender del gobierno para sobrevivir desde que nacen hasta que se retiran tal y como lo indica su campana “Life of Julia” (La Vida de Julia). Para la mayoría de los hispanos que vinieron a los Estados Unidos para prosperar esto es una bofetada. La dependencia es lo que dejamos atrás. Los hispanos anhelamos la independencia de trabajar duro, proveer para nuestras familias y ser dueños de negocios propios en la tierra de las oportunidades.

“Fue como una línea en la arena, antes yo era una niña, ahora era una mujer,” dice Dunham en el anuncio refiriéndose a su experiencia al votar por el candidato demócrata, pero no hace referencia alguna a la mala economía o la alta tasa de desempleo – tema que sigue siendo primordial entre las mujeres. Tampoco destaca el hecho de que los estudiantes universitarios – la audiencia que el presidente aparentemente también quiere alcanzar mediante este anuncio – no han podido encontrar empleo adecuado fuera de la universidad en esta economía y han tenido que regresar a vivir con sus padres. De acuerdo con Finaid.org, la deuda promedio de un graduado superior es $22,500 y muchos no pueden pagarla.

Me preocupa que el presidente sienta que la mejor manera de captar el voto de los jóvenes es a través de un anuncio con sugerencias sexuales referente a dos ritos muy serios e importantes en la vida. Es inescrupuloso y forma parte del problema de las políticas que están hundiendo más y más al país. ¿Me pregunto si la Primera Dama estadounidense aprobaría que sus hijas, Sasha y Malia, vean este anuncio?

Como mujer y como madre, yo no apruebo este mensaje.

*Judy Pino es periodista, dueña de un pequeño negocio y madre de una niña de tres años de edad. Reside en Washington DC.