‘Un error firmar a Carrillo’

García Aspe presenta a Torres Servín y dice que no renuncia

MÉXICO, D.F.— Contratar a Mario Carrillo como técnico de Pumas fue un error, afirmó Alberto García Aspe, vicepresidente deportivo del club.

“Fue un error [traer a Carrillo], pues sí, puede ser que sí en ese sentido, pero ya está, dentro de ese error estamos en zona de clasificación y vamos a intentar con Toño [Torres Servín, DT interino], gente de casa salir con todo”, expresó García Aspe ayer en conferencia de prensa en el Estadio Olímpico Universitario.

Los auriazules se encuentran, con 20 puntos, en el lugar 11 de la tabla, siendo la diferencia de goles lo que los deja fuera de zona de clasificación.

El directivo mencionó que, además de los resultados, existieron factores extra cancha que impulsaron la salida del “Capello”.

“Son muchas situaciones. Si se habla deportivamente todavía estamos peleando la clasificación, ésa es una realidad, pero hay muchas cosas también extrafutbol”, declaró.

“Está muy por arriba la institución, la Universidad y en ese aspecto se tomó la decisión, al final de cuentas el señor [Carrillo] ya no está. En esta ocasión hubo situaciones que no se van a dar, que son dentro del club”.

Sin embargo, García Aspe dejó entrever que uno de los motivos extracancha fue que Carrillo no utilizó a los refuerzos, a pesar que se le conminó a hacerlo.

“Por supuesto que hubo esos diálogos, no los tengo que ventilar, pero por supuesto que los hubo. Al final de cuentas, cuando le das la responsabilidad al técnico, él es el responsable de las alineaciones y de quién juega y quién no juega”, sostuvo.

Otra de las razones que dejó entrever el directivo fue la antipatía del entrenador con la afición universitaria, la cual gritó en diversas ocasiones “¡Fuera Carrillo!”, durante los partidos en CU.

“Sí se escucha a la afición en muchos sentidos, es muy importante, es una afición muy exigente y que le gusta que esté gente de casa”, explicó.

García Aspe afirmó que Carrillo se fue en buenos términos del equipo.

Al tiempo en que reconoció sentirse apenado por los resultados que ha entregado hasta el momento como directivo, García Aspe descartó que exista un ultimátum para él por parte de Jorge Borja Navarrete, presidente del Club Universidad, y dejó en claro que tampoco piensa en renunciar.

“Claro que hay vergüenza y siempre la va a haber, pero tendría vergüenza si me hubiera robado algo o hubiera hecho algo indebido, eso sí me daría vergüenza en todo el sentido de la palabra, pero creo que todo lo que hemos hecho ha sido buscando el beneficio de la institución”.

“No [hay ultimátum], en lo más mínimo. Tenemos que dar resultados lo más pronto posible, obviamente, tenemos claro ese plazo y lo hemos platicado [con Jorge Borja], te puedo asegurar que pronto se van a dar los resultados”, sentenció.

El directivo auriazul está consciente de que existe un grupo de aficionados que desea su salida, pero confía en que va a salir avante de este mal inicio en su gestión.

“Entiendo que haya un sector [de la afición] que no esté conforme, pero vamos a seguir trabajando, llevamos cinco meses y vamos a seguir trabajando, en la vida me he tropezado en muchas situaciones y las he sacado siempre adelante en mi carrera, eso es lo que vamos a buscar, estoy convencido de que pronto vamos a conseguir resultados positivos”, expresó.

García Aspe reconoció que ha cometido varios errores, pero sigue creyendo que la contratación de Emanuel Villa, Luis García, Martín Romagnoli y Jaime Lozano son parte de sus aciertos.

“No creo que todas [las decisiones] hayan sido equivocadas, si nos hemos equivocado en algunas elecciones, eso es una realidad, cuando termine el torneo podremos hacer una análisis y darlo a la luz pública, asumimos esa responsabilidad, claro que nos hemos equivocado, en toda gestión hay cosas positivas y en las que te equivocas, yo no conozco a nadie que no se haya equivocado.

El exfutbolista auriazul negó que en lo que resta del torneo vaya a luchar por permanecer en la institución.

“Aquí nadie se está jugando su futuro, hay un proyecto, no va por ahí, estamos en eso, hay que trabajar, hay procesos que tardan más que otros, en estos dos partidos nos jugamos el calificar a la Liguilla, que de entrada era el objetivo para este torneo”, agregó.