Ejercita tus pulmones y limpia tu sistema respiratorio

Mantener tus pulmones sanos y en forma tendrá resultados positivos en tu salud general.
Ejercita tus pulmones y limpia tu sistema respiratorio
Bienestar de adentro hacia afuera. Ejercita tus pulmones y limpia tu sistema respiratorio.
Foto: Flickr

Además del corazón, los pulmones son unos de los órganos fundamentales para nuestra calidad de vida, por eso te recomendamos algunas alternativas para fortalecerlos. ¡Ejercita tus pulmones y disfruta los resultados tan pronto como comiences a practicar estos consejos!

Ejercicios de respiración

Una de las funciones básicas y naturales del organismo puede hacer mucho para limpiar tus pulmones del daño causado por agentes externos como la contaminación ambiental y malos hábitos como el cigarrillo.

Te recomendamos poner en práctica ejercicios de relajación sencillos que puedes realizar en casa. Ya sea de pie, sentada o echada, hay múltiples maneras de mejorar la respiración, pero todas ellas tienen un requisito básico: el silencio y la concentración.

Realiza actividad física

El deporte es tu gran aliado, no lo dejes de lado. Los ejercicios aeróbicos son los más recomendados para potenciar tu sistema respiratorio, pues requieren una gran cantidad de oxígeno como combustible.

Además de mejorar la función cardiovascular y reducir las grasas, el ejercicio aeróbico mejora la capacidad pulmonar, la circulación en general y el aprovechamiento del oxígeno.

Entre los ejercicios aeróbicos más comunes tenemos desde los más clásicos y de costo cero como caminar, correr, pasear en bicicleta, nadar y bailar, hasta otros algo más exigentes y modernos como son el spinning, steps y disciplinas como el Tae Bo.

Ejercita tus pulmones también con disciplinas como el Yoga y el Tai-Chi, prácticas físico-espirituales muy provechosas para la salud y para la armonía entre mente y cuerpo. Estas exigen entre sus principios la relajación, respiración profunda con todo el cuerpo y la meditación.

Otro ejercicio muy beneficioso es la técnica de Pilates, que une la fuerza muscular con el control mental, ideado para fortalecer los músculos internos como el abdomen, que nos ayudará a mejorar la respiración.

Cuida tu alimentación

Prevenir es mejor que curar. Para evitar enfermedades del sistema respiratorio como los resfriados y bronquitis, tu dieta debe incluir alimentos ricos en vitamina C y vitamina E, antioxidantes, beneficiosas para la piel y que reparan los pulmones de toxinas.

Entre los más comunes tenemos los cítricos como la naranja y la toronja, verduras naranjas como la zanahoria, verdes como el brócoli, la lechuga y espinaca, el pimiento y el kiwi. También te recomendamos frutos secos como la almendra e infusiones como el té verde.

Evita consumir alimentos con gran cantidad de sal, pues el exceso de sodio puede empeorar los síntomas del asma, el requerimiento diario de sodio es de 500 miligramos al día.

Lucha contra los hábitos nocivos

Como dijo Charles Dickens, el hombre es un animal de costumbres. Lamentablemente muchas de ellas no aportan a nuestro bienestar físico y emocional.

Si cuidas tu alimentación y realizas ejercicio vas por buen camino, pero su efecto puede reducirse si mantienes hábitos nocivos como el cigarrillo. ¿Es posible dejar de fumar? No existen fórmulas para hacerlo, pero sí mucha información para dejarlo, y más allá de todo, el poder está en tu decisión.

También procura mantener los ambientes de casa y oficina ventilados, incluir plantas en la decoración, pues no sólo se ven bellas sino también limpian el ambiente de agentes patógenos.