Grandes ideas para remodelar tu sala

¿Quieres agregarle estilo a tu casa? Remodela tu sala, aquí te damos grandes ideas. Teniendo en cuenta algunos aspectos fundamentales como la iluminación, el tamaño del espacio, el color de las paredes y el tipo de muebles, puedes imprimirle una nueva personalidad a esa habitación donde más tiempo se pasa, tanto con familiares como con amigos.
Grandes ideas para remodelar tu sala
¿Quieres agregarle estilo a tu casa? Remodela tu sala, aquí te damos grandes ideas.
Foto: Flickr.com

Si creías que ese trabajo solamente pueden hacerlo decoradores profesionales, pronto verás que estabas equivocada.

Primero, imagina cómo quieres que luzca tu sala. Después, ¡pon manos a la obra!

El color de las paredes

Es posible que te guste el color que tienen las paredes de tu sala, pero una pintura nueva va a contribuir grandemente a su remodelación. Trata de escoger colores claros, sobre todo si el espacio es pequeño, para dar la ilusión de amplitud. Una vez escogida la pintura nueva, es hora de decidir qué hacer con los muebles.

¿Comprar nuevos o repararlos?

Muchas veces no es necesario comprar muebles nuevos para remodelar la sala, pues basta con reparar las piezas desgastadas por el uso y tapizar los sofás con una tela que combine con el color de las paredes. Las tonalidades fuertes lucen muy bien con un fondo claro en las paredes.

La decoración

Si te decides por una decoración moderna, puedes incluir todo tipo de muebles funcionales y modernos, desde una unidad de pared para el televisor hasta un cómodo sofá y una mesa para el café. Una decoración minimalista, en cambio, será una sala con apenas los elementos necesarios, con la luz y los colores en función de ese minimalismo, el cual se podría definir así: menos es más. Por último tienes la opción de usar una decoración vintage, muy de moda en la actualidad, en la que se inluyen piezas antiguas obtenidas por herencia familiar o en garage sales y tiendas de segunda mano.

Los muebles en forma de L son perfectos para espacios pequeños donde no cabrían juegos de tres piezas. Un sofá con chaiselong es otra opción inteligente para maximizar el espacio en la sala, además de que puede hacer la función de cama cuando se presente un invitado inesperado. Trata de acomodar los muebles de manera compacta, y que estos sean multifuncionales; por ejemplo, la mesa del café puede tener un compartimento para guardar revistas.

Sin embargo, en las salas grandes, pueden colocarse juegos de muebles de tres o cuatro piezas, incluyendo una mesa de centro. Y se pueden separar los espacios de acuerdo con las actividades que se realicen en ellos; por ejemplo, puedes decorar el área de ver la televisión de forma diferente a la que usas para tomar café con tus amigos.

Los accesorios y la iluminación

Usa los accesorios para darle vida a la sala. Si los muebles son de un solo color, usa cojines, jarrones y adornos de varios colores para alegrar la habitación. Separa las diferentes áreas con alfombras, cortinas y paneles, pero evita saturar el espacio con muebles y accesorios para dar la sensación de amplitud.

Si tu sala carece de ventanas amplias, coloca una luz principal en el centro y varias lámparas de pie. Usa espejos para aumentar la luz, sobre todo si se colocan frente a una ventana.

Por último, si tu sala es estrecha, coloca, en lugar de una mesa central, unas mesitas laterales. Esta es una solución muy práctica para ahorrar espacio cuando la habitación no es muy grande. Decora tu sala y sentirás la diferencia.