Instan a Latinoamérica a ampliar participación en cadenas globales

Participantes en un foro comercial en Costa Rica exhortan a que, en la región, se desarrolle la estrategia mediante la cual las partes de un producto son fabricadas en distintos países y ensambladas en otro
Instan a Latinoamérica a ampliar participación en cadenas globales
La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, dijo que el gran reto de América Latina no es saber si va a ser capaz de hacer crecer su economía.
Foto: Archivo / EFE

San José – Latinoamérica debe ampliar su participación en las cadenas globales de valor para diversificar sus exportaciones y lograr un mayor desarrollo, afirmaron hoy los expositores en un foro comercial en Costa Rica.

“América Latina y el Caribe es parte de las cadenas globales de valor, pero la región en su conjunto tiene una participación menor a la de otras regiones”, afirmó desde Washington en una video conferencia, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno.

Una cadena de valor se da cuando las partes de un producto son fabricadas en distintos países y ensambladas en otro, especialmente bienes tecnológicos.

Moreno fue uno de los expositores del foro “Obteniendo el máximo beneficio de las cadenas globales de valor- oportunidades y desafíos para América Latina”, organizado por Ministerio de Comercio Exterior costarricense y en el que participan empresarios, funcionarios y expertos de la región.

Moreno afirmó que en promedio el 60 % del comercio mundial corresponde a bienes intermedios e insumos que se agregan a diferentes cadenas productivas, pero en Latinoamérica ese porcentaje está por debajo del 30 %.

El presidente del BID destacó a Costa Rica como un líder en la región en su participación en las cadenas y subrayó que los países que actúan así han “entendido que la globalización es un motor fundamental para el desarrollo”, dijo Moreno.

Para un mayor desarrollo latinoamericano, Moreno afirmó que la región debe fortalecer la cooperación y el comercio sur-sur y sus vínculos con Asia.

Por su parte, la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, dijo que el gran reto de América Latina no es saber si va a ser capaz de hacer crecer su economía, pues lo está haciendo “de manera satisfactoria”, sino cómo lo va a seguir haciendo.

“Ya no basta con que en un país sea sobresaliente en la producción de cuatro o cinco bienes. Una economía exitosa ya no es la que destaca en pocos productos, si no aquella que aprende a participar en distintas etapas del proceso de producción y comercialización de cientos de bienes y servicios”, manifestó.

Según Chinchilla, Costa Rica es un “ejemplo exitoso” pues el 40 % de sus exportaciones participa en cadenas globales de valor y es el “cuarto país del mundo en donde las tecnologías hacen parte de sus productos de exportación”.

La presidenta dijo que para lograr una mayor participación en las cadenas productivas, Latinoamérica debe crear condiciones de estabilidad para los empresarios y para la atracción de inversión extranjera.

Aseguró que es fundamental la estabilidad política, la paz social, un entorno institucional que respete la independencia de poderes, así como acciones para mayor innovación tecnológica.