Piden votos, no golosinas

Voluntarios de CHIRLA hacen campaña telefónica por la 30
Piden votos, no golosinas
Angel Sandoval (d), un voluntario de CHIRLA participó junto con otros jóvenes el dia de Halloween en la campaña telefónica promoviendo la Proposición 30.
Foto: La Opinion J. Emilio Flores

Se disfrazaron de calaveras, zombies, demonios y cuanta máscara encontraron se pusieron para el Halloween, pero no para recolectar golosinas como tradicionalmente lo hacen en este terrorífico día, sino para pedir votos a favor de la Proposición 30.

Eran voluntarios de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA), quienes ayer estuvieron lanzando espeluznantes aullidos a través del auricular para convencer a los votantes latinos que el próximo 6 de noviembre hay que salir a votar.

Disfrazado de pirata, Marvin Mérida fue uno de los 18 voluntarios de CHIRLA, miembros del DREAM Team, que participó ayer en la campaña a favor de la Proposición 30.

En menos de una hora ya había hablado a unas 25 personas a quienes intentó de convencer que es necesario aprobar la Proposición 30 para que el estado obtenga más recursos al establecer más impuestos a quienes ganan arriba de los $250,000 dólares al año.

“Primero les digo que hay que votar y luego les explico de lo que se trata la Proposición 30, que es agarrar fondos de los más ricos, fondos que serán utilizados para las escuelas”, mencionó el pirata.

Zizi Bandera, una chica de cuernos endemoniados y trinche diabólico que coordinaba las llamadas, indicó que la meta era llegar a mil llamadas en cinco horas.

Horacio Arroyo, director de participación cívica de CHIRLA, dijo que están enfocados en pedir apoyo para la Proposición 30 porque consideran que es la que más impacto tendrá en la comunidad inmigrante.

“Estamos llamando a votantes latinos de todas partes del estado porque sabemos que esta propuesta es muy importante para la salud económica de California y creemos que nuestro esfuerzo puede ayudar a aprobar esta propuesta”, mencionó.

Desde que CHIRLA inició la campaña por la 30, hace ya más de un mes, se han hecho más de 33 mil llamadas telefónicas a votantes latinos.

“Es la proposición más importante este año, porque si no se aprueba los recortes van a seguir ocurriendo y vamos a perder muchos fondos para las escuelas”, agregó Arroyo.

Jorge Mario Cabrera, vocero de CHIRLA, explicó que están retomando las festividades de Halloween y Día de Muertos para integrar la acción del voto como parte de las tradiciones de los inmigrantes latinos.

Por ello ayer mismo se levantó un altar de muertos en las oficinas de CHIRLA para recordar a los activistas e inmigrantes que han muerto en busca del sueño americano.