Un gobierno necesario

Los desastres como la tormenta Sandy muestra la importancia de Washington

Sociedad

El huracán Sandy nos recuerda la importancia del gobierno federal. ¿Por qué existe un gobierno que se sobrepone a los gobiernos estatales?, ¿Cuál es la gran utilidad del gobierno federal?

Inicialmente, después de la Revolución Norteamericana, los líderes de los 13 estados decidieron formar un nuevo Estado independiente.

La primera constitución escrita fue los Artículos de la Confederación de 1789. De acuerdo a este documento, los gobiernos estatales tuvieron más poder que el mismo gobierno federal.

Era como la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde su líder máximo, el Secretario General, solo tiene poder emblemático y retórico. Puede trabajar como árbitro, crear ideas y conciliar problemas.

Los Artículos de la Confederación tenían prerrogativas similares a los de la ONU. El Congreso no tenía la facultad de imponer impuestos; tampoco tenía poder de regular el comercio interestatal e internacional; no existía un poder ejecutivo que haga cumplir las legislaciones del Congreso; no hubo una corte federal.

Las consecuencias de tener un gobierno desarticulado marcaron un hito en la historia de Estados Unidos. En 1786 se llevó a cabo un amotinamiento conocido como la Rebelión de Shay, en donde una multitud de pobladores en el estado de Massachussets creó confusión nacional a causa de un problema pequeño de unos agricultores afectados por sus deudas.

El gobierno del estado de Massachussets se mostró insuficiente a poner fin al amotinamiento. Y cómo Estados Unidos no tenía Fuerzas Armadas, su gobierno no tuvo forma de responder a la crisis.

Así, los estados dispusieron anular los Artículos de la Confederación y erigieron en su lugar la Constitución del Estado para que no ocurran situaciones como la Rebelión de Shay.

El nuevo escrito propuso un Estado independiente que tiene capacidad de crear sus propias leyes, gravar impuestos, tener Fuerzas Armadas, y le proporciona al Ejecutivo facultades de resolver problemas internos y externos.

En este sentido, el desastre de de Sandy nos hace reconsiderar la importancia del Estado Federal.

Durante todo el proceso de las elecciones, Mitt Romney nos decía que los estados deben tener el derecho de resolver sus problemas internos y de catástrofes naturales. Durante un debates, a Romney se le preguntó si estaba de acuerdo que la Agencia Federal Administrativa de Emergencia (FEMA) sea desarticulado. “Absolutamente,” respondió.

Recientemente el gobernador republicano de New Jersey, Chris Christie, crítico del presidente Obama, alabó la movilización inmediata del Gobierno Federal para prevenir problemas y luego imponer medidas que socorran a los afectados del huracán Sandy.

Mi prima Mary, que vive en New Jersey, me dijo: “Si no hubiese sido la información puntual y la ayuda de los agentes de FEMA, yo creo que el desastre hubiera sido más doloroso”.

La necesidad del gobierno federal no debe ser cuestionada, tanto en tiempos de paz o de guerra.

Alrededor de la web