Escoltas con elegancia

Agentes de seguridad privada, la próspera industria que viste a la moda en México

MÉXICO, D.F.— Hartas del servicio de escoltas “caníbal”, “deformado” y “malvendido” que se ofrece en México, ocho de las más importantes empresas de seguridad privada en el país firmaron una alianza que busca “dignificar” el trabajo que la inseguridad ha multiplicado sin control.

Para distinguirse de las aproximadamente 10, 000 compañías apócrifas –sin registro oficial- que actualmente operan en los 32 estados de la república, la Alianza por la Seguridad Privada en México incluyó en su nueva estrategia de mercadotecnia una transformación “chic” de su personal.

Trajes sastre, chamarras, chalecos, pantalones de vestir, camisas, guayaberas y hasta corbatas blindadas reemplazarán, a petición de los clientes, los tradicionales uniformes que los hacen ver como llamativos policías en lugar de sigilosos guardaespaldas, guardias intramuros o de portería.

“Buscamos mejorar el diseño para ganar tecnología, comodidad e innovación, pero sobretodo discreción”, dijo Alejandro Tabares, director comercial de la empresa colombiana Miguel Caballero, que colaborará con la Confederación Nacional de Empresarios de Seguridad Privada (Conesprysir) que integra el 60% de los 450,000 guardias registrados oficialmente en el país.

Miguel Caballero inició su protección con atuendos blindados “fashion” casi por obligación: guardias colombianos necesitaban lucir como estudiantes pudientes para pasar desapercibidos entre los juniors que custodiaban.

Así aligeraron las ropas: el peso del blindaje pasó de 3.5 kilos a sólo 800 gramos con capacidad para resistir impactos de balas calibre 22 y 44; 357, nueve milímetros, uzis y uzis automáticas.

Desde la expansión a México, hace siete años, la empresa replicó el esquema en universidades y corporativos, aunque su principal clientela busca protección de vehículos de gobiernos estatales, municipales y el federal.

“México es nuestro principal mercado en Latinoamérica por los niveles de inseguridad que ha alcanzado”.