Buscan reanudar la electricidad

FEMA puso a disposición de los afectados más de 50 generadores
Buscan reanudar la electricidad
Ciudadanos compraban combustible en una gasolinera de Nueva York, donde millones de personas del área siguen sin electricidad y necesitan gasolina para encender generadores.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C. (EFE).— Las autoridades de Estados Unidos trabajan contrarreloj para restablecer la electricidad y los servicios básicos en la costa este, donde casi cinco millones de personas continúan aún sin luz a solo cuatro días de que se realicen las elecciones presidenciales del 6 de noviembre.

“Sandy” apagó las casas y los negocios de más de ocho millones de usuarios a lo largo de 15 estados y el Distrito capitalino de Columbia, pero las compañías eléctricas trabajaban ayer para que la cifra llegue a cero lo antes posible.

En la costa del estado de Nueva Jersey, donde el huracán tocó tierra el lunes, algunas ciudades fueron evacuadas por mandato estatal y sus habitantes no comenzaron a regresar a sus casas hasta la tarde del miércoles.

A su regreso se encontraron los estragos que el agua, el viento y la arena del de Marzo habían causado en sus propiedades, pero las labores de limpieza y el restablecimiento completo de sus actividades pasa por la recuperación de la electricidad, algo que en muchos casos no se ha hecho efectivo todavía.

“Nada será igual. Será diferente porque muchos de los iconos que hacían que fuera lo que era, ya no están, y han sido arrastrados por el océano”, afirmó Chris Christie, gobernador de Nueva Jersey, quien recorrió la zona el miércoles con el presidente estadounidense, Barack Obama, para evaluar los daños.

La Agencia Federal de Emergencias (FEMA) puso a disposición de los afectados más de 50 generadores el jueves para paliar las deficiencias de la falta de corriente, generadores que en ciudades como Atlantic City se turnan entre los barrios para apurar aún más la eficiencia.

Nueva York, donde se han contabilizado 38 de las más de 90 muertes confirmadas hasta el momento, recuperó ayer buena parte de su transporte público con la reapertura parcial de 14 líneas de metro, pero sigue trabajando para devolver los servicios básicos a todos sus ciudadanos.

El gobernador del estado, Andrew Cuomo, anunció ayer que parte de la ciudad de Nueva York y de su área metropolitana no podrá recuperar el suministro eléctrico hasta el 11 de noviembre, lo que supondría un periodo de casi dos semanas sin luz para cientos de miles de usuarios.

Los cálculos sobre los daños económicos de “Sandy” en EEUU siguen al alza y se ubican ahora entre los 3o mil y 50 mil millones de dólares a medida que continúan las labores de limpieza.

Estos datos, muy por encima de las estimaciones iniciales, corresponden a un informe divulgado el jueves por la firma de evaluación de costes IHS Global Insight.

El diario The Wall Street Journal calcula que las aseguradoras tendrían que asumir gastos por 20 mil millones de dólares.

A ello también habría que añadir las pérdidas generadas por la ralentización de casi el 70% de las refinerías de la costa este de EEUU y el cierre comercial en la región por espacio de dos días.

En total estos costos podrían representar entre 0.2% y 0.3% del producto interno bruto (PIB) nominal de Estados Unidos, aunque reconocen que quizá algo sería compensado por la actividad económica que generarían las labores de reconstrucción.

La cifra es notablemente superior a las primeras estimaciones de entre 10 mil y 20 mil millones de dólares pronosticadas a comienzos de semana y situarían a “Sandy” como el segundo ciclón más devastador en términos económicos en EEUU: tras el huracán “Katrina” del año 2005 que causó pérdidas por 120 mil millones de dólares.

Además los expertos subrayan que en esta ocasión los peores efectos del temporal se vivieron al comienzo de la semana laboral.

De hecho, la bolsa neoyorquina se mantuvo sin operar lunes y martes, el cierre más prolongado de Wall Street por causas meteorológicas desde 1888.