Delicioso postre bajo en calorías: Papaya con frutas rojas

Combina la dulzura de las frutas rojas con lo saludable de la papaya.
Delicioso postre bajo en calorías: Papaya con frutas rojas
La papaya favorece tu metabolismo.
Foto: Shutterstock

Siempre que alguien menciona la palabra postre, lo primero que viene a nuestra mente es algo alto en calorías y que sacia completamente nuestro antojo por algo dulce. Sin embargo, olvidamos que frutas como la papaya son tan y hasta más satisfactorias que un postre preparado con altos contenidos de azúcar.

De hecho, un postre tradicional en su sentido más sustancial, según publicó Nigelia Lawson en su libro “How to Eat”, no es una comida propiamente baja en calorías, y aunque Lawson asegura que los postres no hacen parte de una dieta natural, también indica que para sentirnos satisfechos, es importante tener a la mano algo que ayude a concluir la comida del día: “Algo para saciar ese momento descorazonado y solitario que trata de asentarse cuando comprendemos que comer ha terminado por el día”.

Te invitamos a probar este sencillo postre completamente natural:

Papaya con frutas rojas

Corta la papaya por la mitad y sácale las semillas. Llena sus cavidades (estilo aguacate) con frambuesas o fresas cortadas en trozos pequeños.

Opciones para servir: puedes agregar un poco de miel sobre las frutas o decorar con unas hojas de menta y ¡listo!

¿Evitar los postres?

Si tu debilidad son chocolates y dulces como las galletas, las tortas o los budines, o si más bien te inclinas por comidas saladas como el pan con queso, una vez tu organismo comienza una dieta, lo primero que generalmente te pide es ingerir comidas que tengan altas concentraciones de calorías y grasas, una predicción psicológica y física que no falta y que a pesar de saberla, es muy difícil de controlar.

Lo que recomiendan los expertos como Lawson, quien basa su dieta en contabilizar el número de calorías que ingiere al día, es enfrentar estos “antojos” de una manera apropiada para saciar al organismo. Esto significa que no debes negarte un placer cuando tu organismo realmente lo está pidiendo, y esto significa que si lo quieres comer, lo hagas, claro que con moderación.

Una vez decides comer este postre, debes tener en cuenta que si eliges la versión de tu postre predilecto que viene con leche descremada, azúcares sintéticos, y que en general es un postre “light”, tu organismo no se saciará. El truco es saciar al organismo, y un postre dietético no saciará lo que tu cuerpo pide cuando necesita alta concentración de calorías, así que si comes un postre “light”, lo único que lograrás es que tu mente se sienta culpable por haber comido algo que realmente no sació lo que tu cuerpo estaba pidiendo y que también te engordará.

Es por esta razón que Lawson recomienda comer el postre que deseas sin sentir culpa por haberlo hecho, y al hacerlo, entenderás y hasta te sorprenderás por las pocas cantidades de dulce que tu cuerpo necesita. Lo más importante es siempre consumir porciones pequeñas, así que si no eres capaz de servirte poco porque sabes que terminarás comiéndote todo el paquete, compra o prepara porciones pequeñas pero cómelo completo para que te sientas satisfecha.

No olvides que hay frutas que sacian la ansiedad de tu organismo por sus altos contenidos de azúcares y además son excelentes alimentos, como la papaya.