Maximize su potencial

El baño chico puede tener una decoración atractiva
Maximize su potencial
El baño chico debe amueblarse con repisas y cajones de distintos tamaños.
Foto: Agencia Reforma

MÉXICO, D.F. — El tamaño reducido de un sanitario no tiene por qué limitar su estética. Hoy en día, existen diferentes baños que miden desde 1.5 hasta 3 metros cuadrados diseñados con una atractiva decoración.

Con recubrimientos de cerámica, porcelana, vidrio, madera y laminado plástico, los arquitectos acentúan la estética de este tipo de superficies.

El mobiliario básico que se requiere para equipar esta área son lavabos de cerámica que descansan sobre cubiertas rectilíneas, inodoros con tanques ocultos y regaderas de latón con entrepaños para acomodar artículos de aseo personal.

A través de llaves con reductores de agua que disminuyen la presión del líquido y luminarias de bajo consumo eléctrico, se optimizan los recursos y se evita el desperdicio.

Explotar al máximo la capacidad de los sanitarios pequeños y resaltar los ambientes mediante la acertada selección de colores y texturas son los principales retos a los que se enfrentan los creativos cuando trazan este tipo de superficies. Acentuar las vistas e instalar mobilario con cajones que faciliten la organización es esencial para optimizar las dimensiones reducidas de un baño pequeño.

“Con el paso del tiempo y con el afán de aprovechar al máximo las superficies habitables, se han reducido las proporciones de los baños. Aunque sea estrecha, esta área debe ser funcional y permitirle a los usuarios moverse sin dificultad”, explicó el arquitecto Gabriel Salazar quien, en conjunto con el también arquitecto Fernando Castañón, ha diseñado distintos baños pequeños.

Para amueblar estas zonas, los creativos instalan repisas con cajones de distintos tamaños: medianos que permiten organizar utensilios de uso personal, como cepillos de dientes y cosméticos, y grandes para guardar la secadora, los rollos de papel y las cremas.

Como parte de la propuesta lumínica, ambos creativos instalan focos halógenos en el plafón y cajillos con luces fluorescentes. Para permitir la entrada de luz natural, en ocasiones adaptan domos que filtran la iluminación solar.

De acuerdo con los también representantes del despacho Usoarquitectura, si el baño de visitas es pequeño, es válido pintar los muros en tonos vibrantes como el amarillo o incluso teñirlo totalmente de negro para generar un efecto dramático. No obstante, si es el principal, lo conveniente es emplear matices sobrios que reflejen serenidad.

Sobre los muros de estos espacios aplican pinturas de esmalte que son resistentes al vapor y no se descarapelan al estar en contacto con el agua.

Además, para brindarles seguridad a los usuarios, instalan en el piso losetas de porcelana con acabado antiderrapante y textura rugosa.

“Una de las mayores ventajas de los baños pequeños es que todo queda a la mano”, explicó Salazar. “Cuando los diseñamos, evitamos saturar los sentidos y buscamos lograr una armónica selección de acabados”.

Grifos, portacepillos, portavasos, dispensadores de jabón, ganchos y toalleros son algunos accesorios que complementan la funcionalidad del área.