El Atlas deja escapar triunfo frente a Puebla

Un descuido en el 94' saca de la bolsa de los Zorros sus primeros 3 puntos
El Atlas deja escapar triunfo frente a Puebla
Matías Alustiza, de Puebla, domina ante la vigilancia de Matías Vuoso en un trámite del partido de ayer en el Jalisco. [MEXSPORT]

GUADALAJARA, México (NTX).— Con gol a los 94 minutos, Puebla le arrebató al Atlas el triunfo que ya sentía en la bolsa y que lo habría despegado a cinco puntos de Querétaro en la lucha por la salvación, en un empate 2-2 con muchas emociones en el estadio Jalisco.

Decidido a lograr su primer triunfo en el Torneo Apertura 2012 bajo la tutela de Tomás Boy y aprovechar para ello su último encuentro como local, Atlas se fue en busca de un gol rápido y lo consiguió con Gregorio Torres, quien desde fuera del área prendió un zurdazo que entró pegado al poste izquierdo, a los ocho minutos.

A los 33′ vino un jalón del zaguero Facundo Erpen sobre Jair García, que el silbante no perdonó y decretó penal. El argentino Matías Alustiza convirtió en gol y empató 1-1.

Héctor Mancilla tuvo un par de oportunidades para los anfitriones, pero en jugada personal al 43′, Arturo Alfonso González se armó un espacio y con zurdazo raso pegado al poste izquierdo anotó el 2-1.

Al 94′ de tiempo corrido llegó el 2-2 en un tiro de esquina donde Brayan Martínez ganó el balón por alto y cedió para Aldo Francisco Polo, quien solitario en área de meta remató.

En cuanto comenzó a hablar ante los medios de comunicación el timonel Tomás Boy, los seguidores rojinegros lo insultaron, “renuncia Boy de mier…”, le gritaron, le decían que era el principal responsable de la catástrofe numérica que han vivido los Zorros en el torneo, ya que acumula 10 partidos sin poder ganar y tiene al equipo con 12 puntos.

“Está bien, la gente tiene derecho a expresarse, están en su derecho de expresarse, seguramente yo soy el responsable de esta situación, seguramente, para ellos”, dijo Boy. “Por supuesto que soy el responsable, pero hay otras cosas que tienen que ser consideradas”.

La conferencia no se concretó debido a que los insultos y golpes al alambrado eran amenazadores.