Jim Messina está satisfecho

El jefe de campaña de Obama dice que esta ha sido la más dura, pero la mejor
Jim Messina está satisfecho
El hombre detrás de la campaña de Obama,Jim Messina, será quien le de la noticia de triunfo o derrota el martes.
Foto: La Opinión - Antonieta Cádiz

CHICAGO, Illinois.— Jim Messina se ve tranquilo. Él será el hombre encargado de comunicarle al presidente: “ganamos o perdimos”. Al pensar en ese momento, aún no sabe qué dirá. Su certeza ahora son los números y los suyos le dicen que el triunfo será para Barack Obama.

El director de la campaña del presidente está sólo en su oficina. Son las 3:30 p.m. y quedan apenas dos días para la elección. Sus jornadas de trabajo doblan la rutina normal, pero no es momento de sentir el cansancio. Eso queda para después.

“Durante los últimos 18 meses hemos construído la mejor campaña en terreno en la historia política moderna, especialmente con el voto latino. Edificamos una gran infraestructura, líderes de equipo en los vecindarios. Trabajamos con los medios desde muy temprano, nos enfocamos en los organizadores locales, para contar lo que se ha hecho. Cómo afecta a las personas en sus vidas”, dice al hablar del perfil de la campaña.

“Los números muestran un enorme registro de votantes. La gente está participando en el voto por adelantado de manera extraordinaria. Eso me permite decirle a Barack Obama que esto ha funcionado. Las estadísticas me dicen que tendremos la participación más grande en la historia del país, con el voto afroamericano y latino”.

“El trabajo de los voluntarios hispanos ha sido tremendamente importante. Tomamos el consejo del Presidente, dejamos de hablar y escuchamos. Por ejemplo, tuve una sesión con voluntarios latinos en Las Vegas y nos explicaron que tocar puerta a puerta era difícil porque mucha gente se había mudado. Nos dijeron que teníamos que hacer más festivales y eventos en la calle, ir a salones de belleza”, recuerda.

En las elecciones legislativas de 2010 el voto latino dio una sorpresa en estados como Colorado y Nevada. De hecho, varios estrategas políticos reconocen que ambos estados son demócratas, gracias al voto hispano. Un grupo que las encuestas nacionales tienen dificultad para medir.

“El voto latino en general se subestima. Nuestra investigación indica que la mayoría de los electores hispanos tienen celulares. Todo dato que no tenga muestras suficientes de este grupo, no representan bien a minorías y jóvenes. Además, la industria de las encuestas todavía no ha sido capaz de capturar la dinámica cambiante que vivimos. Varias están equivocadas. El próximo miércoles mucha gente va a despertar y decir guau”, asegura.

“El que lo soluciona todo (The Fixer)”, ése era el sobrenombre de Messina en la Casa Blanca. Al hablar sobre lo que necesitaba componerse para esta campaña, no parece tener dudas.

“Tuvimos que olvidar nuestra propia historia. 2008 fue la campaña más especial de la que hemos sido parte, pero nunca es lo mismo la segunda vez. La tecnología y demografía cambiaron. Tuve que diseñar una campaña que funcionara para 2012”, cuenta.

“Pasamos mucho tiempo contando qué se ha hecho durante estos últimos cuatro años. Teníamos que hacerlo. La decisión de la Corte Suprema sobre financiamiento cambió todo. Los cientos de millones de dólares de los Súper PAC… hubo que encontrar la forma de compensar eso. El secreto fueron donaciones pequeñas. La contribución promedio de la campaña son 47 dólares”, dice.

En cuanto a su experiencia personal, al liderar Obama For America, Messina hace una pausa. Es una respuesta que no sale de los números, ni cálculos de votos y que quiere contestar con detención.

“Esta será la cosa más importante que habré hecho en mi vida. Sin importar lo que ocurra. También fue una de las más duras. Ha sido un largo camino. Me tomé cinco días libres antes de empezar. Eso fue ridículamente estúpido. Nunca he estado tan cansado. Creo que la noche del martes será la más importante de mi vida”, enfatiza.

Al comentar la agenda de una futura Casa Blanca con Obama, Messina no tiene certezas, sólo intenciones. “Lo que sé, es que cada vez que hablo con el Presidente respecto a lo que quiere concretar durante su segundo periodo, la reforma migratoria es uno de los primeros temas que sale de su boca. Sé que está comprometido en concretarla de manera bipartidista y pienso que una vez que sea reelegido, verán a un mandatario enfocado en eso”, dice.

Son recién las 4:00 p.m. y la agenda de la campaña sigue su curso. Llamadas, reuniones, entrevistas. El día recién comienza para “The Fixer”. Todo en pos de una imagen, decirle al Presidente: “Felicitaciones”.