Lakers, ¡por fin ganan!

Quinteto angelino hace que Detroit pague platos rotos
Lakers, ¡por fin ganan!
Dwight Howard 'vuela' a la canasta para anotar dos de los 28 puntos que sumó anoche en el primer triunfo de los angelinos. [AP]

Los Lakers de Los Ángeles consiguieron su primera victoria de la temporada —no lo hacían desde el 18 de mayo— con una demostración de superioridad ante un rival débil como los Pistones de Detroit, a los que avasallaron por 108-79.

Los angelinos evitaron así un inicio con cuatro derrotas, algo que no sucede desde 1957, cuando la franquicia tenía su sede en Mineápolis.

Dwight Howard estuvo sensacional con 28 puntos en 33 minutos, apoyado por Kobe Bryant (15 tantos, 8 asistencias y 7 rebotes) y Pau Gasol (14 puntos y 5 rebotes); por los de Michigan destacó Jonas Jerebko con 18 tantos.

La velocidad y el sentido en la distribución de balón dieron un nuevo aire al ataque angelino, que comenzó con un 8-2 en apenas un minuto de juego, y provocó el primer tiempo muerto de Lawrence Frank.

Las cosas se pusieron a favor de los locales gracias a la gran ventaja de centímetros y calidad en la zona, algo que aprovecharon Gasol y Howard sin piedad (21 de los primeros 25 puntos de los suyos).

Tres triples seguidos de Bryant —dos— y Darius Morris disparó la ventaja californiana (34-13) al término del primer período, mientras Detroit se hundía al anotar únicamente 6 de sus 18 tiros (un 33.3%).

El equipo de Mike Brown, fuerte en defensa, no se relajó con la entrada de la segunda unidad y mantuvo esa renta con Howard en pista como único integrante del quinteto titular.

Por los Pistones sólo Jerebko y el exmadridista Kyle Singler parecían ofrecer cierta resistencia y ganas al partido.

Howard siguió dominando la pintura a sus anchas, para alcanzar los 20 puntos antes de irse al descanso, muy bien suministrado de balones por sus compañeros, especialmente Bryant, con siete asistencias en el ecuador del choque.

Los equipos se fueron a los vestuarios tras un parcial de 18-4 que dejó el resultado en 62-34 tras unos magníficos minutos de Metta World Peace, autor de dos triples en fila.

La cifra siguió en aumento. Los Lakers apenas tardaron unos segundos en ponerse 30 arriba y su rival seguía perdido, igual que el base titular Rodney Stuckey, que no anotó en todo el partido (0/6 en tiros).

Enérgicos e intensos atrás, los angelinos hilvanaron unos minutos de ensueño a lo largo del tercer cuarto, con dos tapones consecutivos de Gasol y una asistencia de éste para que Howard machacara el aro.

Frank asistía al espectáculo del rival sin encontrar cómo frenar la sangría, ni siquiera sustituyendo a sus cinco jugadores sobre la pista a la vez y exigiendo a los suyos una presión en todo el campo.

Mike Brown pensó que con 86-55 y 12 minutos por jugar podía permitirse sentar a Bryant, Gasol y Howard para el resto del choque, pero la mala impresión que dieron sus reservas (con los que Detroit recortó el déficit hasta un 88-67) lo impidió.

El mensaje hacia los reservas fue claro, pero al menos los titulares ganaron el juego.