Lo dejan temblando

Earthquakes de San José derrotan al Galaxy en el minuto 94
Lo dejan temblando
Tommy Meyer, del Galaxy, detiene con dura falta al delantero del San José, Steven Lenhart, en el peleado partido de anoche en Carson. [AP]

El terremoto que azotó ayer el Home Depot Center dejó herido de gravedad al actual campeón de la MLS.

Un gol en tiempo de compensación dio a los Earthquakes de San José una victoria de 1-0 sobre el Galaxy de Los Ángeles, en el primer juego de la serie semifinal.

La anotación se produjo al 94′, cuando Víctor Bernardez cobró un lejando tiro libre.

El disparo de 30 metros pasó por debajo de la barrera, el arquero Josh Saunders se estiró por el balón pero se le escabulló debajo de su costado derecho.

Ese error fatal del cancerbero dio el triunfo a un de San José que en todo momento apostó por llevarse el empate del inmueble de Carson.

Para continuar en la batalla por defender su título de campeón, el Galaxy deberá ganar por diferencia de goles el segundo partido de la serie que se diputará este miércoles en la casa de los Earthquakes.

El resultado de ayer significó la primera derrota en casa para el Galaxy en cuanto a partidos de semifinal se refiere.

Los Ángeles tenía marca perfecta de seis victorias en este tipo de encuentros.

El ganador de la serie entre Galaxy y Earthquakes obtendrá su boleto para disputar la final de la Conferencia del Oeste de la MLS contra el Real Salt Lake o el Saunders de Seattle, equipos que el jueves definen su futuro.

El resultado de ayer se le dio a un equipo llegó decidido a hacer negocio y que en ningún momento mostró interés de atacar a su rival.

De hecho, San José sólo hizo tres tiros a gol todo el juego, y uno de ellos fue gol.

“Es frustrante perder de esta manera”, dijo el entrenador del Galaxy, Bruce Arena.

Visiblemente molesto, el técnico sólo dijo eso y abandonó la rueda de prensa tras el juego.

Durante el partido, el tridente ofensivo compuesto por David Beckham, Landon Donovan y Robbie Keane, no encontró los espacios para inquietar al rival.

Ni el inglés ni el estadounidense pudieron contactar al irlandés con sus acostumbrados pases largos al espacio abierto.

La única jugada con olor a gol en la primera mitad se propició al 8′,cuando Beckham cobró un tiro libre.

El británico envió un dardo envenenado al corazón del aérea rival y Keane cabeceó el balón que pasó muy cerca del poste izquierdo de Busch.

Galaxy continuó desplegando un mayor esfuerzo físico pero la defensa bien escalonada de San José se convirtió en una aduana difícil de pasar.

A la ofensiva, San José vio cómo Chris Wondolowski, campeón goleador de esta temporada con 27 tantos, fue neutralizado por la zaga local.

El hondureño Marvin Chávez, por derecha, fue el único de San José que intentó desbordar para crear opciones de gol.

Y fue precisamente Chávez quien protagonizó una escena para la anécdota cuando, a los cinco minutos de juego, recibió la orden del árbitro central de salir para quitarse los aretes.

Mientras se despojaba de sus pequeñas joyas, el hondureño recibió alguno que otro silbido que los hombres suelen entonar cuando ven a una guapa mujer.

Después de quitarse los aretes, el delantero de San José volvió al terreno de juego, pero al 58′ salió de cambió debido a una dolencia muscular.

Conforme transcurría el segundo período, los jugadores de los Earthquakes comenzaron a desplomarse.

Debido al calor y la humedad, Chávez y Corrales pidieron el cambio por calambres.

Víctor Bernardez también cayó al pasto por la misma situación, pero el entrenador del equipo visitante ya no tenía cambios disponibles.

Ante tal circunstancia, el San José apostó por defender con todo el empate, pero el error del guardameta galáctico le otorgó al conjunto visitante una ventaja que no puso mucho empeño en buscar, pero que a final de cuentas se llevó.