Votar por Romney

El Consejo Editorial de La Opinión está mal en la caracterización del gobernador y candidato presidencial Republicano Mitt Romney como “arrogante fruto de la ignorancia”.

Ver América Latina como un campo floreciente para el comercio y la diplomacia pacífica no es ni condescendiente ni negligente. Al mismo tiempo el exigir el fin de las dictaduras crueles de Fidel Castro y Hugo Chávez es a la vez prudente y profético.

La prosperidad económica y la tranquilidad doméstica define ” El Excepcionalismo americano”, y Romney traerá de vuelta a las dos.