Segunda tormenta no hará tanto daño

Según expertos, el nuevo fenómeno podría desviar su ruta pero causara más frio

Segunda  tormenta no hará  tanto daño
Situación en la que quedó un edificio tras incendiarse durante el paso de la tormenta 'Sandy'.
Foto: EFE

NUEVA YORK (Notimex).- El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de Estados Unidos señaló ayer que la nueva tormenta que se creó en el Golfo de México podría desviarse de la región que fue impactada severamente por el huracán Sandy.

Sin embargo, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, indicó que la nueva tormenta podría causar bajas temperaturas, inundaciones y hasta una ligera nevada en la ciudad, mientras sus habitantes siguen sin superar la devastación que Sandy dejó.

El SMN indicó el martes que, en comparación con lo que previamente se pensó, el mal tiempo que acompaña a la tormenta podría alejarse de las costas, impactando en menor medida la región noreste de Estados Unidos.

La entidad precisó que la trayectoria actual del fenómeno mantendría las fuertes precipitaciones de lluvia fuera de las costas de Nueva Jersey.

No obstante, señaló que la tormenta llevará suficientes vientos fríos como para ocasionar acumulaciones de nieve desde el estado de Delaware hasta Maine, incluyendo grandes ciudades como Filadelfia, Nueva York y Boston.

El SMN añadió que el sistema provocará precipitaciones menos intensas que las de Sandy en la región de los Grandes Lagos, en el Medio Oeste y hacia el sur, en los valles de Ohio y Tennesse, en tanto que en Minnesota y Wisconsin podría ocasionar agua nieve.

La tormenta se creó el domingo pasado debido al choque de dos masas de aire caliente y frío frente a las costas estadunidenses en el Golfo de México.

Por su parte, Bloomberg informó en rueda de prensa que el frente frío que se estima comenzará a sentirse en Nueva York desde hoy causará que la temperatura baje hasta los cuatro grados centígrados, aunque la sensación será menor a los cero grados.

El gobierno local alertó que en las zonas costeras de la ciudad -las más dañadas por Sandy- podrían sufrir ligeras inundaciones y la caída de nieve, por lo que ordenó el cierre de parques, playas y centros de juegos al aire libre con el fin de evitar accidentes.

Asimismo, voluntarios del gobierno han salido a tocar puerta por puerta en aquellas viviendas aún sin electricidad con el objetivo de que las personas que se encuentran ahí se trasladen a los refugios y los albergues instalados por las autoridades neoyorquinas.