Calmantes naturales del estrés: siempre hay uno al alcance de la mano

Enfrenta la tensión del día a día con algunos alimentos que te ayudarán a sobrellevar el estrés.
Calmantes naturales del estrés: siempre hay uno al alcance de la mano
El kiwi es una fuente natural de vitamina C que te ayuda a disminuir el estrés.
Foto: Wikimedia Commons

El ajetreo cotidiano puede tener consecuencias negativas en el organismo; para nadie es sencillo combinar familia, vida personal, trabajo y diversión. Y si algo no sale de la forma esperada, es inevitable impacientarse y enojarse, ocasionando que mente y cuerpo se estresen más de lo que deberían. Por fortuna existen varios calmantes naturales del estrés, los cuales son bastantes económicos, ¡e incluso gratuitos!

La importancia de una buena alimentación

Un popular dicho reza que “eres lo que comes”. Esta es una verdad científicamente comprobada, ya que el cuerpo regenera sus células periódicamente basándose en los alimentos ingeridos día a día; de aquí la importancia de vigilar la dieta.

Una gran aliada contra el estrés es la vitamina C; así es, esta maravilla natural no sólo es antioxidante sino que además contribuye a disminuir la fatiga y a eliminar la tensión.

¿Dónde encontrarla? Puedes obtener tu dosis diaria de vitamina C comiendo rebanadas de piña, un delicioso kiwi en la mañana, jugos de naranja y toronja, además de aderezar el almuerzo con pimiento rojo y verde.

Otros alimentos ideales contra el estrés son: el banano, ya que su alto contenido de potasio lo convierte en la mejor barrita energética natural, y el chocolate, tan increíble como suena. Por supuesto, en la moderación está la clave para obtener un mejor resultado.

Bebidas contra el estrés

El agua natural es la bebida ideal no sólo para mantener el cuerpo en óptimas condiciones, sino también para relajar el cuerpo y evitar ingerir refrescos de cola y café en exceso.

Por otra parte, el té es otro elemento indispensable para combatir el estrés, sus propiedades antioxidantes lo convierten en un elemento importante para conservar la piel saludable y reluciente.

Entre la extensa variedad de esta bebida se encuentra el té verde, el cual relaja el organismo y fortalece el sistema inmunológico; el té de manzanilla, excelente para calmar los nervios; y el té de azahar, el cual logra un efecto sedante natural y muy agradable.

Combina ejercicio moderado con una buena actitud

Realizar ejercicio periódicamente es vital para una buena salud, además de ser uno de los mejores calmantes naturales del estrés.

Dependiendo de tu agenda, puedes optar por caminar media hora cada tarde, o bien realizar 15-20 minutos de spinning tres veces por semana, los ejercicios aeróbicos son ideales para eliminar la tensión acumulada y ayudan además a deshacerte del exceso de peso.

Es importante también recordar que la actitud ante cualquier problema determina el resultado: recurrir a prácticas sanas como la respiración profunda o meditación, ayudará a mantener la mente enfocada en lo que se quiere lograr, además de disminuir preocupaciones y tensión. ¡Mente sana, en cuerpo sano!